Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La elección de nuevos magistrados de la Corte Suprema

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 9, abril 2018 - 12:00 am

Se avecina una nueva elección de cinco magistrados para la Corte Suprema de Justicia, acto que corresponderá a la nueva  Asamblea Legislativa recién electa, aunque por circunstancias que solamente ocurren en nuestro país, se han tomado más de un mes para declarar cómo quedará integrada dicha Asamblea. Por ahora, tenemos menos de un mes para llegar a acuerdos interpartidarios a efecto de integrar una junta directiva de dicha Asamblea, en la cual, no se toma en cuenta el número de diputados que ha ganado cada partido, sino que la habilidad de los negociadores a manera de lograr acuerdos a cambio de votaciones futuras sobre temas diversos. ¡Poderoso caballero es don dinero!

Pasadas las elecciones más urgentes de la nueva Asamblea, vendrán otros temas como la elección de magistrados de la Corte Suprema, la renovación o reelección del Fiscal General y otro tanto de temas no menos importantes para el desarrollo del Gobierno, que en junio entra en su quinto y último año de gobierno, con un claro mensaje de censura electoral que le indica que los gobernados no están satisfechos en la forma como se ha desempeñado el grupo, que recibió el mandato de dirigir el país en los dos últimos quinquenios.

Dentro de la teoría jurídica, se establece que la justicia de toda sociedad debe estar en manos de personas independientes y que, por otro lado, sean conocedoras de la ley a manera de garantizar las mejores y justas sentencias en beneficio de los ciudadanos. Tal circunstancia impone la condición que los escogidos se encuentren lo más alejados posible de las fuerzas políticas que existen en la República. Sin embargo, la realidad es otra.

publicidad

Al respecto, se ha llegado a proponer que la elección de tan altos funcionarios se desarrolle por medio de una elección popular, en la cual, los votantes sean los ciudadanos comunes y corrientes, que –con el debido respeto- carecen del conocimiento efectivo de las personas a elegir.

Nuestra Constitución tomó un criterio más calificado y decidió que el elector debía ser la Asamblea Legislativa, de una lista de abogados presentada y escogida por los abogados de la república, por un lado, y del Consejo Nacional de la Judicatura por otro, lo cual, aunque no es el sistema ideal no deja de ser un filtro importante que en cierta forma debería garantizar una Corte capacitada honesta y proba, todo en bien del país.


Pero, uno de los grandes defectos, a nuestro juicio, es el requisito que se establece en el método, de que el aspirante debe solicitar incluirse en dicho listado, lo cual limita a muchos abogados muy capacitados a involucrarse en el proceso, para no exponerse a los incidentes muchas veces desagradables de este tipo de procesos.

Este sistema, limita de alguna forma la selección de personajes que son verdaderos jurisconsultos y maestros de la ciencia jurídica, que podrían exponer cátedra desde tan elevados cargos, sin involucrar sus resoluciones en casos de política partidista, como ha ocurrido en países devotos del socialismo del siglo XXI. De hecho, para llegar al momento de la elección, falta algún tiempo, pero la realidad es que las autoridades ya están desarrollando actividades en ese camino, aunque no serán ellas quienes tomarán la decisión sobre el tema.

De hecho ya se realizan entrevistas con los presuntos interesados, a manera que expongan criterios de opinión.  De todos modos es un secreto a voces, que todos los partidos políticos desarrollan entrevistas privadas con los aspirantes, en donde se desarrollan ofertas y promesas de condiciones que no se pueden pactar por escrito, por ser muy comprometedoras, y de las que nadie da cuenta ni privada ni mucho menos públicamente. De todas maneras, hay tiempo para ver cómo actuará la nueva Asamblea. Esperemos sus primeros pasos para aplaudir o censurar sus resultados. El Salvador se merece un futuro promisorio, positivo, de esperanza.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.