Cerrar [X]

Buenos Días

La escuela y la línea policial, la pesadilla diaria

Lunes 26, Octubre 2015 - 12:00 am

autor_alvaro1La imagen me impactó. Un grupo de niños salían en fila disciplinadamente, uniformados, frente a una línea amarilla policial. Mientras sus padres llegaban apresurados a recogerlos, los niños observaban los cuerpos tirados de dos jóvenes mecánicos frente a la escuela, habían sido asesinados, sin mediar palabra, por pandilleros.

La escena ocurrió la semana pasada en la Escuela San Alfonso de Mejicanos, un centro escolar modelo de los Hermanos Maristas, hogar de formación de miles de niños y jóvenes a lo largo de su historia. Frente a la entrada de la escuela, funcionaba un taller mecánico. Guillermo y Douglas se llamaban los asesinados.

Uno era un muchacho que había reprobado una materia y pensaba sacarla en diciembre, pero mientras tanto, quería aprender un oficio, como el muchacho decente que era. El otro era un joven nicaragüense que llevaba años viviendo aquí.

publicidad

Tristemente, los dos jóvenes no fueron las únicas víctimas de esa escena. La mente y el corazón de esos pequeños niños quedó impregnada de esa impresión tenebrosa de un doble homicidio. Si a mí como adulto aún se me arruga la cara cuando veo un hecho así, esos pobres niños deben haber tenido pesadillas.

Nuestra sociedad vive ese trauma permanente de la violencia. Nuestros niños viven con mayor dureza, la angustia, la zozobra, el acoso y las amenazas permanentes de la delincuencia. Esos jóvenes querían superarse, ser gente de bien, tener un oficio. Fueron víctimas de esta cruda realidad que vivimos.

El trauma de los niños fue perderse su recreo y sus inquietudes infantiles -hoy cada vez más difíciles de manifestar porque no pueden salir a la calle por la violencia- y enfrentar de golpe lo que es la vida real: los homicidios, la violencia, el crimen, la venganza, el odio. Terrible pesadilla para niños.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons