Cerrar [X]

Entretenimiento

La excentricidad de las divas en el MET

miércoles 6, mayo 2015 - 12:00 am

rihannaLa libre interpretación del “dress code” de temática china para la gala del Metropolitan (MET), considerada “la alfombra roja del año”, acabó convirtiéndose en momentos tan impactantes como el dragón de fuego en el tocado de Sarah Jessica Parker o la capa imperial amarilla e interminable de Rihanna.

“China: A través del espejo” es la exposición del museo Metropolitan y el Instituto del Traje que dirige Anna Wintour (editora de Vogue EE.UU.) pero una vez su gala benéfica, la que más flashes acapara en Nueva York en todo el año, fue una batalla campal por encontrar el “look” más destacado.

Sarah Jessica Parker incendió las redes sociales no tanto por la elección de su vestido, diseñado por ella misma para la marca H&M, sino por lo que culminaba su         “look”: un tocado en llamas rojas de Philip Treacy, el mismo que hace dos años le creó un penacho de plumas punk.

publicidad

Jennifer Lawrence, madrina del evento, fue una de las primeras en llegar con un vestido “cut out” de Dior. Sofisticación en el vestir y desaliño en el pelo, más en consonancia con su buen humor.

La casa Givenchy se hizo con un trío de ases: Julianne Moore de negro, con un corpiño geométrico, se llevó el título de la más elegante, mientras que Amanda Seyfried, de blanco con cuello halter, y Jessica Chastain, fiel al dorado con corte de sirena, también destacaron en su discreción.


Por el lado contrario, chirriaron sin poder ni querer evitarlo las estrellas de nuevo cuño: Miley Cyrus, atrapada en la temática punk de hace dos años, ahogada en un cuello de tachuelas, y Lady Gaga, que hizo un batiburrillo con la dinastía imperial, la peineta y el maxiescote.

Madonna y Katy Perry llegaron ambas del brazo de Jeremy Scott, no en vano el diseñador más pop del momento. No se acabó de entender la estética grafiti para ambas y menos aún el vestido de Madonna con el nombre de su último álbum, “Rebel Heart”.

Casi la última en llegar, dándose ese toque de realeza de las grandes divas, fue Rihanna con un vestido-abrigo de cola interminable que le convirtió, como en su propia canción, en “Princess of China”, vestida además por el diseñador del       país asiático Guo Pei. Un acierto en su exageración.

Así las cosas, ¿qué se puede decir de una alfombra roja en la que Cher fue la única que puso un poco de cordura de la mano de Marc Jacobs?

kimKim Kardashian vestida de Roberto Cavalli y marcando, cómo no, su comentado trasero; una imposible Katie Holmes recuperando el “look Chicago” con Zac Posen, o una Anne Hathaway atrapada, literalmente, en otra galaxia con su vestido de Ralph Lauren dorado siguieron sin dar coherencia a la alfombra roja.

Al final, la noche fue para las parejas. Diane Kruger y Joshua Jackson fueron los primeros en vestir de amor y complicidad de alfombra roja, ella con un arriesgado Chanel.

Luego llegaron los más deseados, George y Amal Clooney, derrochando elegancia esta última con una palabra de honor rojo desembocado en volantes de Maison Margiela, y también exhibieron encantos Sofia Vergara, de rosa palo, y Joe Mangiello.

gala-met




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Vírgenes, ángeles y papisas en la célebre gala del Met en Nueva York

Madonna, Rihanna y Amal Clooney despertaron el lunes gritos de admiración en la célebre gala del …

MÁS INFORMACIÓN
Kylie Jenner engaña a su familia haciéndose pasar por su estatua de cera

La más pequeña del clan Kardashian-Jenner reveló ayer su réplica de cera y, para demostrar lo mu...

MÁS INFORMACIÓN
Excentricidad que retorna más exorbitante

Color e imaginación se apoderaron de la excéntrica gala del MET en Nueva York, que se realizó la ...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.