Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La guerra y las mujeres

Vanessa Núñez Handal / Abogada, docente y escritora salvadoreña

miércoles 25, abril 2018 - 12:00 am

Siempre se ha creído que la guerra es cosa de hombres. Que las mujeres durante un conflicto esperan, lloran y resisten o, en caso de ser alcanzadas por la violencia, se convierten en simples víctimas indefensas.

Sin embargo, muy poco se habla de las que combaten y se enfrentan al enemigo en situación de igualdad junto a sus compatriotas o bando.

Éste es el caso de las mujeres entrevistadas para la novela de Svetlana Alexiévich, “La guerra no tiene rostro de mujer”, publicada en español por Debate (2015).

publicidad

En ella, Alexiévich, Premio Nobel de literatura 2015, narra la historia de miles de mujeres que, ante la amenaza de la invasión nazi a la Unión Soviética (hoy federación rusa y antiguas repúblicas soviéticas), decidieron defender a sus hijos, sus casas, sus pueblos y sus vidas de la forma menos esperada: ofreciéndose como soldados para combatir en un conflicto que duró de 1939 a 1945 y dejó muertos a más de 27 millones de soviéticos y seis millones de soldados alemanes.

Durante el combate no se desempeñaron únicamente como cocineras y enfermeras, que son los papeles usuales que se asigna a las mujeres, sino que muchas se enlistaron como francotiradoras, capitanas de brigada, conductoras de tanques, médicos, constructoras de barricadas, pilotos aviadores, especialistas en minas o formaron parte de brigadas de rescate bajo fuego.


No obstante, pese a su trabajo y a estar rodeadas continuamente de violencia, muerte y sufrimiento, éstas no perdieron la perspectiva femenina del mundo. Estas mujeres, en medio de una enorme tragedia humana, fueron capaces de compadecerse del sufrimiento de los caballos que debieron matar para dar de comer a una tropa, de los pájaros que fueron víctimas de disparos en medio de algún combate, de los jóvenes nazis (casi niños) que fueron heridos y –pese a todo– auxiliados por los rusos, de los árboles mutilados, de las poblaciones atrapadas en medio de dos frentes, de los viejos que se habían quedado sin descendencia, etc.

Estas mujeres, cuyas historias fueron acalladas durante décadas por ser consideradas inconvenientes, irrelevantes o dotadas de verdades terribles de las que nadie quería enterarse, abrieron sus recuerdos a una periodista experimentada y compasiva, como lo es Alexiévich, para narrar lo que hasta ahora no había sido contado: que las guerras no están plagadas de héroes y actos loables sino, por el contrario, que las guerras son atroces y que nadie sale ganando de ellas.

Alexiévich llevó a cabo, durante 26 años, entrevistas a mujeres que habían participado en la Segunda Guerra Mundial. Durante ese tiempo se dedicó a viajar, a reunir nombres, a pedir direcciones, números de teléfono, a ir en busca de excombatientes que vivían en lugares remotos, a tomar el té con ellas, a escucharlas, a llorar junto a ellas por sus muertos, por sus juventudes perdidas en medio de tanta sangre, nieve y dolor, a compadecerlas y, sobre todo, a escribir sus historias como un memorial en contra del olvido.

“La guerra no tiene rostro de mujer” es una novela híbrida: mitad narrativa, mitad periodismo. Es un texto que se lee con gran facilidad, pero que conmueve profundamente por los relatos tremendamente humanos que nos muestra.

Ésta es la historia de las cosas nimias, de las irrelevantes, de los temas considerados femeninos, de las cosas pequeñas pero imprescindibles, de la belleza en medio de la guerra, de los sentimientos, más que de los hechos y, sobre todo, la de un pueblo que aún no ha sanado sus heridas, porque la verdadera historia de la guerra -descarnada e inhumana tal cual es- aún sigue siendo acallada.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Luis Miguel, una historia de horror

Recuerdo, como si fuera ayer, el día en que Gloria Calzada y Kate del Castillo, entonces …

MÁS INFORMACIÓN
Guatemala: la tragedia de un mal gobierno

El Volcán de Fuego dio muestras de actividad desde hace varios meses. Con sus 3,763 msnm, ubicado …

MÁS INFORMACIÓN
Timbiriche, 30 años después

Fue el concierto más esperado del inicio de año. Mis amigas, las mismas con las que …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.