Cerrar [X]

Editorial

La inseguridad se suma a la crisis de los cafetaleros

Otros

jueves 12, octubre 2017 - 12:00 am

La crisis del café lleva más de un decenio y El Salvador ha pasado de ser uno de los productores más pujantes de América Latina a convertirse en un sector en permanente crisis, debido a la baja productividad y la falta de financiamiento, a lo que ahora se suma la criminalidad que se ha instalado en el campo.

Por eso los caficultores, que afrontan extorsiones, amenazas y el robo de sus cosechas, han pedido cada año el apoyo de las autoridades policiales y militares. Ese es un respaldo que debe continuar, tomando en cuenta el enorme  aporte que este sector da a la economía del país y a la generación de empleos en el campo.

Tristemente, el café salvadoreño ha caído a mínimos históricos en los últimos años por diversos factores, pero la presencia cada vez mayor de las pandillas es uno de ellos.

publicidad

Mientras la vecina Honduras produce máximos históricos y Guatemala, Nicaragua y Costa Rica mantienen un crecimiento importante en sus cosechas, la producción cafetalera de El Salvador sigue afrontando una compleja situación. Mientras el productor lucha por recuperarse del impacto de la roya o de las consecuencias económicas de los precios internacionales, la inseguridad mata no solo personas, sino también esperanzas y la voluntad de seguir invirtiendo, de ahí la necesidad imperiosa de incrementar la seguridad y apoyar a este golpeado sector.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.