Cerrar [X]

Economía

“La inversión le huye a la incertidumbre”

Maryelos Cea

lunes 27, marzo 2017 - 12:03 am

Fernando Poma, vicepresidente de Real Hotels & Resorts

Real Hotels & Resorts, la división hotelera del salvadoreño Grupo Poma, como cualquier otro inversionista, prefiere colocar su capital en mercados estables, que ofrecen predictibilidad, afirma su vicepresidente ejecutivo, Fernando Poma. Perú es un país que, por estas mismas razones, ha despertado el interés de la compañía, así como República Dominicana y Colombia, indica Poma, al tiempo que muestra su preocupación por el desempeño de El Salvador, que enfrenta actualmente una situación fiscal que considera alarmante, y que es uno de los obstáculos para atraer más capital doméstico y extranjero a su economía.

 

publicidad

¿Qué planes de inversión tienen en el grupo?

Hace cuatro meses abrimos el InterContinental Dominicana, está precioso el hotel, nos sentimos bien contentos. En unos seis meses abrimos el Marriott de Medellín, nuestro cuarto hotel Marriott en Colombia. Va a estar en la Milla de Oro, esta zona del poblado que es la mejor zona, diría yo, en la ciudad de Medellín. Va a tener 163 habitaciones, spa, tres restaurantes. Nos sentimos bien contentos de hacer un hotel en la capital de la moda en Colombia.


 

¿Aparte de este hotel, qué otros tienen planificados?

Estamos analizando Perú. Es un país que nos gusta bastante, es un país que tiene mucha estabilidad en sus políticas, un país que ha ido recomprando su deuda, en vez de irse endeudando más. Aquí en El Salvador hemos duplicado la deuda en los últimos años. Perú es un país de alto crecimiento, mucha estabilidad en sus políticas, un país que nos gusta y un mercado fuerte.

 

¿Qué otro mercado les parece atractivo?

República Dominicana es un país que nos gusta bastante. Hemos hecho estos proyectos (el InterContinental), es el país de más alto crecimiento de Latinoamérica, políticas bastante estables. A nosotros nos gustan los países donde hay estabilidad y adonde las políticas se mantienen a largo plazo, adonde las variables con las cuales evaluás una inversión se mantienen a largo plazo, adonde no hay cambios radicales en políticas.

 


¿Cómo ven el desarrollo de la industria hotelera local? ¿Creen que El Salvador aún tiene espacio para crecer en ese rubro?

Creo que la industria hotelera está bien representada en el país. No creo que ahorita haya espacio para más hoteles. Nosotros no haríamos otro hotel, por el momento. Esas cosas pueden cambiar, pero por el momento sentimos que hay suficiente oferta para la demanda actual.

¿Qué condiciones se necesitan para que El Salvador tenga más hoteles del grupo o de otras compañías?

Primero debería haber un mercado, una demanda. Construir oferta cuando no hay demanda es irracional, entonces lo primero es generar mayor mercado, mayor inversión, que más gente venga al país. La segunda cosa es que tenés que generar políticas para propiciar la rentabilidad. El inversionista lo que busca, en el fondo, es una oportunidad de rentabilidad; entonces, políticas fiscales audaces en pro de la inversión, pueden ayudar. Pero creo que lo más importante es la predictibilidad. El inversionista busca predecir cómo estará su inversión a 20, 30, 40, 50 años. Cualquier cambio importante en políticas de un país genera incertidumbre, lo que uno quiere como inversionista es estabilidad en las políticas, que las variables con las cuales uno evalúa una inversión se mantengan a largo plazo. La inversión le huye a la incertidumbre. La pregunta clave para los gobiernos, en mi opinión, es esto: ¿Por qué vendrá alguien a invertir en este país, versus los demás países con los que competimos por esa inversión? Si nosotros no logramos contestar esa pregunta, no vamos a tener éxito generando inversión. El problema es que los gobiernos no han podido responder a esa pregunta, y mientras no contestemos esa pregunta y mientras no tengamos leyes y políticas atractivas para la inversión y estables, mientras tengamos incertidumbre, mientras tengamos un país que ha tenido tres cambios en sus políticas fiscales y nos estamos endeudando más y más, es muy difícil. El inversionista puede agarrar su capital e invertirlo en Costa Rica, perfectamente bien. Nosotros somos salvadoreños, vivimos en El Salvador, nos encanta El Salvador, hemos estado 100 años en El Salvador. Vivimos aquí porque nos gusta, porque amamos el país, y nuestra prioridad es El Salvador, pero sí tenemos que aceptar que se podrían hacer mejor las cosas, honestamente.

 

Usted hablaba de políticas fiscales más audaces en pro de la inversión, ¿se refiere a una política más amplia o más efectiva de incentivos?

Le voy a dar un ejemplo concreto: Colombia. Colombia era un país donde había poquísima inversión hotelera, y nosotros llegamos ahí hace 10 años. Hace 10 años, la percepción de Colombia era muy diferente a la de hoy en día, vimos un mercado fuerte, vimos que los datos del tema de seguridad habían mejorado muchísimo, pero vino la gente del Gobierno y nos dijo “¿Saben qué? Nosotros queremos generar empleo, queremos generar inversión, queremos mejorar la economía. Entonces, nosotros vamos a ser audaces y vamos a dar, a todos los proyectos turísticos, exoneración del impuesto sobre la renta por 30 años, y además, les vamos a dar contratos de estabilidad jurídica donde a ustedes, por los próximos 30 años, no les vamos a cambiar las reglas del juego. O sea que las reglas del juego con las que ustedes evaluaron esta inversión, se van a mantener los próximos años”. Esto nos dio una enorme confianza. Eso es lo más importante, la predictibilidad, que no te estén cambiando las reglas del juego. Que no estén de repente poniéndote más impuestos, devaluando la moneda. La certeza, la confianza, es lo más importante, y obviamente debe haber un mercado pujante que pueda absorber esa inversión. Pero todo va enlazado. La confianza con la generación del mercado; la generación del mercado con la inversión; la inversión con el empleo; el empleo y la inversión, con la recaudación fiscal; la recaudación fiscal con la reinversión de esos fondos en programas sociales. Todo eso baja el nivel de pobreza, también mejora los índices de seguridad. Todo va encadenado.

 

Sobre el tema fiscal, ¿cómo ve esta discusión que en un primer momento dio fruto pero ahora se ve entrampada de nuevo? ¿Qué mensaje está enviando a los inversionistas esta falta de acuerdo?

¿Qué pasaría, digamos, en su casa, si usted gasta más de lo que gana? Eventualmente va a quebrar. Ningún país, ninguna organización, ningún negocio, puede gastar de manera sostenible más de lo que ingresa. Es imposible, es matemáticamente imposible. Cualquier negocio que gasta más de lo que ingresa, y cubre ese déficit con deuda -porque es la única manera de cubrir ese déficit- eventualmente quiebra. El país va en ese camino, el país va en un camino en el que está gastando más de lo que ingresa y está cubriendo ese déficit con más deuda. Eso es alarmante. Ese es el camino para una eventual quiebra. ¿Cómo se puede solucionar eso? Primero, podés tratar de subir impuestos, pero el problema de subir impuestos es que eso también mata la inversión, la gente quiere invertir menos porque hay menos oportunidades para rentabilidad. La otra es formalizar el sector informal para generar mayor recaudación, eso es algo que se podría hacer. La tercera cosa, que ha sido base en la discusión y no es secreto para nadie, y el Gobierno lo sabe, es tratar de tener mayor austeridad. Pero cada vez que se escucha el tema de austeridad, los representantes del Gobierno dicen que lo van a estudiar, y no es cosa de estudiarlo, es cosa de hacerlo. No podemos pasar estudiando 10 años una cosa, hay que estudiarlo un mes, dos meses y hacerlo. La única manera que nosotros vamos a lograr salir de esto, es que haya eventualmente un balance entre lo que se ingresa y se gasta. La deuda no se puede seguir usando para siempre, renegociando la deuda, extendiendo la deuda, es un problema. Creo que la oposición está en un enorme dilema. No quieren afectar al país, no quieren afectar los pagos que el Gobierno tiene que hacer, porque mucha gente necesita de esos pagos, pero al mismo tiempo, cada vez que aprueban deuda, nos metemos más en el hoyo, nos hundimos más. El Gobierno tiene que tratar de generar más recaudación sin frenar la inversión, o recortar el gasto público. A través de lograr eso, vamos a tener más dinero también para los programas sociales y para ayudar a la gente.

 

Sobre Real

Real Hotels & Resorts tiene 35 años de experiencia en la industria hotelera. Opera con tres marcas internacionales: InterContinental Hotels Group, Marriott International y Choice Hotels International. Actualmente, el portafolio de Real está compuesto por 29 hoteles propios y franquiciados, que constituyen 4,310 habitaciones y más de 6,000 empleos directos. Además, es Master Franchise de Choice Hotels para Centroamérica, Panamá, el Caribe, Colombia y Ecuador.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Fundación Renacer concluye capacitación de 31 jóvenes

El programa Creando Esperanza atiende jóvenes que residen en casas hogares y les garantiza un emple...

MÁS INFORMACIÓN
Fundación Renacer y BusTV suman esfuerzos por jóvenes salvadoreños

Fundación Renacer busca multiplicar el impacto de sus programas, que benefician a 786,000 niños y ...

MÁS INFORMACIÓN
Autorizan a Atlántida comprar aseguradora de Davivienda

La operación no tendrá consecuencias nocivas en el mercado, señaló la Superintendencia de Compet...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.