Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La justicia española no es ejemplar

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 27, febrero 2017 - 12:00 am

Hacemos referencia al caso de la pretensión del Reino de España de interferir en la soberanía salvadoreña, al solicitar que el caso del asesinato de los sacerdotes jesuitas se dilucidara ente tribunales españoles, bajo el “jalado” argumento de que dichos lamentables sucesos son crímenes de lesa humanidad, y que la justicia de nuestro país es de segunda categoría, y en consecuencia no aplica en este caso, y España sí tiene la capacidad para juzgar.

En ese esquema, el reino ha solicitado en dos ocasiones la entrega de quienes constituían en la época del crimen, el alto mando del ejército, militares que en gran medida son los responsables de que  nuestro país continúe sobreviviendo en libertad y democráticamente, con respeto a nuestra Constitución y demás leyes de la república.

El actual gobierno, de corte izquierdista, demuestra día a día que añora la toma absoluta del poder en países como Cuba y Venezuela, en donde las dictaduras de Fidel Castro y de Hugo Chávez desconocieron las leyes que protegían a los ciudadanos de los abusos de los gobernantes, y se impusieron por la vía de las armas, para someter al pueblo.

publicidad

Dentro de esa guerra fallida que no les concedió la victoria a la izquierda, ocurrió el caso jesuita, que junto a todos los crímenes fue amnistiado para finalizar la guerra en un “empate” que oficialmente no dio ganadores ni perdedores. Veinticinco años después, de alguna manera artificial, se deroga la amnistía y se reinicia la venganza para actualizar y revivir los odios y emociones que se habían logrado neutralizar. Pues bien, en ese contexto, y argumentando que las víctimas son de origen español, aunque su nacionalidad es salvadoreña por voluntad expresamente declarada ante nuestras autoridades, España reclama el juzgamiento del caso, como si la justicia española fuera pura y cristalina como  agua de una fuente impoluta. Nada más falso.

Las recientes noticias provenientes de la misma España, dan fe de que la justicia española se doblega ante los poderes de una obsoleta y anticuada realeza, al favorecer al cuñado del rey de una condena de cárcel por un delito de corrupción cometido por el esposo de la infanta Cristina, condenado por una malversación de una cantidad cercana a 6 millones de euros.


Aparte que –al igual que aquí- el reo ya se encuentra residiendo fuera del país (Suiza), se le conceden beneficios para que no pague con cárcel por el delito cometido.

Definitivamente que cuando nuestros próceres decretaron la independencia, uno de los grandes beneficios de tan importante hecho fue decretar un Estado libre, independiente, democrático y representativo, desconociendo de una vez y para siempre, estructuras monárquicas, que en otras latitudes, costaron vidas humanas y sangre, con revoluciones como la rusa y la francesa.

Indudablemente que a España, y en este caso su “justicia” le queda corto el ejemplo moral que pretende dar al mundo con su pretensión de trasladar a España el caso jesuita, porque si con sus mismos gobernantes demuestra lo débil y fácil que se tuerce la ley, qué no será con extranjeros a quienes desde ya tiene condenados la opinión pública española, pese a la presunción universal de inocencia.

Para muchos salvadoreños, la intromisión de la justicia española y el deseo de violar la soberanía de nuestro sagrado territorio, no deja de ser una pretensión ofensiva y un irrespeto intolerable, porque nuestro país es pequeño en extensión, pero existe como nación y como sujeto de derechos y obligaciones, y hay que respetarlo. El caso de la nobleza y realeza española, igual, debe ser respetada porque en esto del derecho internacional no se puede medir a los estados por su forma de gobierno, o su extensión territorial. No se debe fomentar el imperialismo y el expansionismo geográfico de las naciones. Creemos que los atrasos de muchos países africanos se debe al sometimiento de grandes territorios de dicho continente por los países europeos que hoy se consideran modernos y de avanzada.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.