Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La lección de Guatemala

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 6, junio 2018 - 12:00 am

A esta fecha los muertos localizados son más de 65, los evacuados más de tres mil y los afectados de una u otra forma 1.7 millones, pérdidas económicas aún no se contabilizan pero serán millones, así de tremendo es el resultado de la erupción del volcán de Fuego en Guatemala, lo que nuevamente pone sobre la mesa lecciones importantes.

El volcán de Fuego se convirtió, junto a los otros volcanes que rodean la Antigua Guatemala, en espectáculo natural atractivo, la gente se acomodó tanto que no vio o no sopesó el riesgo; con el tiempo se acomodó a su gruñir y a la majestuosidad de su eruptividad, fotos iban y venían en las redes sociales, se construyó a sus faldas el mejor y más lujoso campo de golf de la región norte; proliferan en sus faldas complejos habitacionales y su actividad se convirtió en un escenario poco probable; era como convivir con un monstruo amaestrado y todos confiados en que no pasaría a más, pero en menos de 30 minutos la furia y la majestuosidad dieron paso al horror, a la verdadera posibilidad de vivir sobre o muy cerca de un volcán en activo.

Los salvadoreños y en general los centroamericanos hemos venido creyendo que nada sucederá, que los volcanes apacibles y muy turísticos recursos no nos dañarán, hasta que llega la hora, hasta que el volcán de Fuego hace honor a su nombre y nada puede detenerlo.

publicidad

Es importante sacar las lecciones para el futuro:

  1. a) ningún volcán puede dejar de verse como un riesgo
  2. b) si su actividad comienza no puede tomarse a la ligera
  3. c) a una actividad importante debe evacuarse a toda la gente en los sitios de más riesgo
  4. d) no debe permitirse la vivienda permanente, asentamientos humanos o colonias en cercanías de volcanes, menos en sus laderas
  5. e) debe existir capacitación y preparación para la evacuación de forma permanente
  6. f) debe obligarse a la gente a evacuar
  7. g) la gente debe entender que evacuar salvará su vida
  8. h) no podemos seguir permitiendo que la población siga construyendo en los volcanes.

Podrán algunas de estas lecciones ser drásticas, pero a las familias de los ahora 65 muertos en Guatemala si se les pregunta seguro las validarían ya que hubo tiempo suficiente para aplicar un plan, hubo señales suficientes para saber que el volcán podía dar una sorpresa y, sobre todo, señales suficientes hubo sobre lo que pasaría con la población a la redonda en caso de una erupció; si esto no se hizo hubo de alguna manera negligencia, pero más que todo acomodamiento, adormecimiento, ese pensamiento muy nuestro que dice “no pasa nada” “de aquí no me muevo” “ solo son pajas”, todos somos de alguna manera culpables, incluso los que como turistas apreciamos, fotografiamos y nos maravillamos pero no advertimos el peligro.


Vivimos en el valle de las hamacas y sobre el propio cinturón de fuego del Pacífico; nuestro país tiene seis volcanes activos, temblores y terremotos recurrentes, inundaciones, un sinfín de actividades naturales que no podemos detener ni siquiera prever; pero lo que sí podemos es tener conciencia y no perderla a la hora de construir, de dar permisos, de comprar tierra para vivir o cuando se habla de turismo, esa conciencia nos dice que hay peligro, que no estamos exentos y que debemos convivir con la naturaleza y sus movimientos inesperados; estar conscientes no nos aleja del peligro pero nos hace más astutos para sobrevivirlo, así que lo sucedido en Guatemala, más allá de la tragedia humana que ahora lamentamos, tiene una importante lección de aprendizaje y debe motivarnos a mejorar nuestros sistemas de alerta, nuestros sistemas de evacuación y nuestros sistemas de atención de emergencias, no importa si creemos que ahora tenemos lo mejor, siempre debe mejorarse, no podemos acomodarnos.

Lamentamos lo sucedido y nos solidarizamos con Guatemala en este momento, no queremos más ardor en la herida pero no quería que pasara más tiempo sin ver que esto puede suceder y que puede volver a suceder en el mismo volcán en cualquier momento; no quiero imaginar la escena de noche o madrugada, eso hubiese sido tremendamente peor, por esto es importante aprender y corregir, salir adelante es siempre el reto y seguro Guatemala lo logrará, nuestro futuro depende de aprender y crecer.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.