Cerrar [X]

Buenos Días

La niñez como víctima y victimario

Jueves 17, Marzo 2016 - 12:00 am

rp_alvaro-rojas.pngLa cifra que leí ayer es escalofriante: 979 menores de edad recibieron condenas judiciales, durante el 2015, es decir, casi tres niños fueron condenados a diario por cometer delitos. Nuestra niñez está condenada a ser víctima o ser victimario en esta vorágine demencial que sufrimos.

Cerca del 37 % de los niños  condenados eran pandilleros.  Los principales delitos por los que fueron condenados son posesión y tenencia de drogas, con 213 casos, tenencia de arma de fuego (177), tráfico ilícito de drogas (133), homicidio simple y agravado (99), extorsión (75) y agrupaciones ilícitas (45).

Al menos 20 de los menores condenados por homicidio, estaban involucrados en más de un asesinato.

publicidad

Si tomamos en cuenta que cerca del 12 % de los más de seis mil homicidios ocurridos el año pasado, eran menores de edad, entonces tenemos ante nosotros una tragedia terrible para nuestra niñez y adolescencia.

El Salvador está perdiendo toda una generación por la violencia, ya sea como víctimas o victimarios. Una generación que tiene que cuidarse la vida porque ha tenido que aprender de la manera más dura, que la vida no vale nada en nuestras calles y comunidades.


Ya en 2014, la Unicef había advertido que tenemos la tasa de homicidios de niños y adolescentes más alta del mundo, 27 muertes por cada 100 mil habitantes. Espeluznante.

Claro está que mucho tiene que ver con el uso de menores de edad como sicarios, como traficantes de droga, mandados a cobrar extorsiones o cometer robos y hurtos, destruyendo totalmente a los niños y adolescentes en su escala de valores, desde muy temprana edad.

Ya no es suficiente preocuparnos por todo lo que estamos sufriendo actualmente, el círculo vicioso de la violencia continuará si nuestros menores siguen inmersos como protagonistas directos de esta tragedia.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.