Cerrar [X]

Buenos Días

La palabra clave es institucionalidad

miércoles 18, febrero 2015 - 11:33 pm

autor_alvaroLa destitución del gerente de comunicaciones de la Asamblea Legislativa por un tuit en el que se burlaba de la familia Salgado, debe ser una reflexión sobre qué clase de funcionarios se nombran en las instituciones de Gobierno que están para servir a todos, no solo al partido político de turno o al titular del momento.

No solo ha sucedido con este funcionario. Sucede con muchos más -de derecha y de izquierda- que no saben entender que su papel como servidores públicos es a favor de todos los salvadoreños que pagamos impuestos, no a favor del partido o dirigente que los llevó al cargo.

Muchos funcionarios no entienden que su afinidad política no puede ser la motivación para una actuación institucional y profesional. La vida da vueltas y por eso cuando hay cambios de     Gobierno, hay tantos despidos y reemplazos. Nadie respeta la institucionalidad.

publicidad

En el fondo, muchos empleados públicos que deberían ser institucionales terminan sufriendo una especie de “delirio propagandista partidario”, un arranque de fanatismo político que se agudiza en tiempos electorales. Pero no debemos culparlos solo a ellos.

La culpa es de todo el sistema que está acostumbrado a nombrar gerentes, directores y cualquier cargo intermedio, por criterios meramente partidarios y no siempre por ser los mejores profesionales ni los más serviciales para todos los sectores. Si tuviéramos una verdadera ley de servicio civil, con concursos profesionales serios, no tendríamos tanto activista partidario escribiendo tuits contra otros.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.