Cerrar [X]

Editorial

La partida de un hombre sensato y de principios

Otros

martes 10, octubre 2017 - 12:00 am

El Salvador perdió ayer a un gran hombre, un gran hombre de familia y un gran estadista que condujo al país a salir de la guerra civil y sentó las bases para su despegue económico y la armonía social.

Don Armando Calderón Sol propició un clima de libertades públicas, mantuvo una relación respetuosa con los medios de comunicación y siempre respondió de frente las críticas y cuestionamientos de los periodistas.

Siempre fue un hombre de firmes principios y definiciones políticas claras, pero eso no le impidió buscar entendimientos y acuerdos. Evitaba el discurso polarizante y confrontativo, jamás se escuchó de él una expresión altisonante. Usaba argumentos sólidos para expresar sus discrepancias pero jamás dejó de lado su  caballerosidad.

publicidad

Sus aportes a la paz, a la consolidación democrática, al clima de negocios y al desarrollo económico, a la modernización del país, serán siempre muy valorados.

Pero más allá de las evaluaciones que se puedan hacer sobre su gestión presidencial en aquellos difíciles momentos de la postguerra, don Armando Calderón Sol será recordado por su manera sensata de resolver los problemas nacionales, por saber escuchar y encontrar la ruta para avanzar, algo que mucho se extraña de la clase política de hoy.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.