Cerrar [X]

Editorial

La planilla de la Asamblea crece sin control

martes 9, junio 2015 - 12:00 am

La manera como se ha multiplicado la planilla de empleados de la Asamblea Legislativa en el último decenio nos demuestra cómo ese Órgano de Estado se ha convertido en una “fábrica de empleos” del clientelismo partidario, sin ningún control ni visión presupuestaria.

Hace 10 años, la Asamblea Legislativa tenía 722 empleados cuyos salarios costaban $8.7 millones al Estado en un año. Desde entonces, el número ha aumentado a ritmo de 104 por año hasta alcanzar los mil 770 empleados que ahora cuestan al Estado $27.3 millones anualmente.

Los números hablan claro. Pareciera una multiplicación imparable, fruto de los pactos políticos internos.

publicidad

Lo triste es que en un decenio, lejos de mejorar, la Asamblea Legislativa ha profundizado sus deficiencias y sus deudas con la población.

El tema de los asesores, defendido como secreto de Estado hasta que la presidenta Lorena Peña decidió divulgarlos parcialmente, nos muestra el despilfarro de recursos en el parlamento.


Esto tiene que cambiar en la Asamblea Legislativa. Se debe depurar a los empleados y evitar que se siga incrementando el costo que este órgano de Estado tiene. La Asamblea debe aplicar los recursos con eficiencia y austeridad y todos los partidos deben estar comprometidos a terminar con tanto derroche irresponsable.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.