Cerrar [X]

Editorial

La proliferación de fusiles en manos de los pandilleros

Alvaro Cruz

viernes 6, enero 2017 - 12:00 am

El informe policial divulgado el lunes sobre los decomisos de fusiles de guerra es realmente alarmante y peligroso. Durante 2016, se decomisaron 467, un incremento del 116 % con relación a 2015, un signo grave sobre el tráfico de armas y el poder de fuego de los delincuentes.

Aunque la PNC asegura que estas armas provienen del mercado negro y de remanentes del conflicto armado, es sumamente alarmante para la población y para la seguridad del Estado que fusiles tipo Ak-47 y M16 estén en manos de pandilleros, al grado de tener 650 enfrentamientos armados en el 2016.

Las pandillas hace rato que migraron hacia el crimen organizado y el hecho que tres mil de esos delincuentes hayan sido arrestados el año pasado por traficar drogas, explica el pleito por territorios y el poder económico que han venido desarrollando.

publicidad

Las autoridades deben ser mucho más rigurosas con las armas ilegales, especialmente con fusiles de guerra que han sido robados de instalaciones militares y castigar con toda la fuerza de la ley a los responsables de ese tráfico.

El Salvador ya tiene demasiados problemas de seguridad como para tolerar armas de grueso calibre en manos de estas bandas que tanto daño hacen a la población y que son los autores de una inmensa mayoría de los homicidios.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.