Cerrar [X]

Buenos Días

La realidad del desplazamiento forzado

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 9, octubre 2017 - 12:00 am

La Sala de lo Constitucional amparó el viernes a una familia acosada, amenazada y atacada por pandilleros y ordenó a la Policía Nacional Civil protegerla y a la Fiscalía procesar a los responsables de los hechos; en otras palabras, les mandó a hacer el trabajo que no han hecho con miles de familias desplazadas en este país.

Todos conocemos las imágenes de familias que huyen hasta de condominios enteros porque los pandilleros les han exigido que dejen sus viviendas. Usualmente todo lo que hace la PNC es custodiar su huida, sin más. La Fiscalía no aparece en la mayoría de las veces. Yo conozco casi a diario casos de desplazamiento forzado interno, no solo pobres familias de zonas marginales, sino familias de clase media que también reciben amenazas contra su integridad personal. La inmensa mayoría ni lo denuncia a las autoridades porque sabe que no harán nada para protegerlo.

De ahí que es admirable la valentía de esta familia que recurrió a la Sala de lo Constitucional y marcó este precedente.

publicidad

Varios organismos internacionales han denunciado ya el desplazamiento forzado interno en El Salvador y no se ha visto una acción del Estado al respecto, salvo en aquel sonado caso de Caluco, en Sonsonate. Ese ejemplo de cómo las autoridades protegieron a la población, persiguieron a los pandilleros que la amenazaban y procesaron a los delincuentes, es un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas, pero ¿y el resto del país?

Yo he escuchado funcionarios negar que sea una realidad generalizada pero lo es. La delincuencia ha ganado hasta ahora la batalla territorial al Estado que prioriza los shows de tanquetas que acciones más realistas.

Ojalá esta resolución de la Sala de lo Constitucional se aplique, se le dé seguimiento y la población empiece a sentirse realmente protegida por las autoridades.

 



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.