Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La Teoría del Círculo de Canter

Ricardo Sosa / Especialista en seguridad

lunes 14, agosto 2017 - 12:00 am

Es una técnica de “perfilación” basada en el análisis sistemático de las variables del delito y su interpretación estadística a la cual David Canter, profesor de la Universidad de Liverpool, postula que si se ubican en un mapa todos los delitos que se le atribuyen a un mismo delincuente se identifican las dos zonas más alejadas entre sí de ese mapa y se traza un círculo que cubra todo los delitos utilizando esa distancia como el diámetro con casi toda la probabilidad el criminal vivirá dentro de ese círculo trazado, y posiblemente cerca del punto central. En la actualidad se convierte en una herramienta principal en el desarrollo del perfil criminológico, luego de por lo menos tres etapas desde finales de mil novecientos cincuenta. Mediante esta técnica se ha logrado la captura de muchos criminales reconocidos a nivel internacional, pero en esta columna haré mención de George Metesky conocido como “mad bomber” o “el bombardero loco”, quien puso unas cuarenta bombas en estaciones de trenes, cines, teatros de la Ciudad de Nueva York en protesta por lo que él creía un despido injusto por parte de General Electric. El FBI comenzó a utilizar la criminología y psicología a sus tareas de investigación criminal, estableciendo la denominada “perfilación criminológica” y fundando la Unidad de Ciencias de la Conducta del FBI; posteriormente, ya los denominados “perfiladores” desarrollaron el análisis de la escena del crimen, que se constituyó en el primer intento sistemático  de utilizar toda la información existente sobre un crimen con la finalidad de realizar las denominadas inferencias o deducciones sobre la personalidad y características de un asesino desconocido. Para finalmente utilizar bases de datos que relacionaban las escenas del crimen con las características del delincuente. El mismo equipo de Scotland Yard puso en práctica esta técnica  y otras herramientas de la criminología.

Aplicación práctica y recomendación para nuestro País

Al analizar las cifras estadísticas de la PNC y la incidencia delincuencial con los denominados Delitos de Eficacia e ingresarlos a un mapa con geolocalización puedo encontrar que el 69 % del total de los crímenes y delitos se encuentran en los catorce municipios del denominado Gran San Salvador formando una figura que asemeja a un pentágono. Pero los homicidios y los desaparecidos están especialmente más focalizados e identificados, por lo que tanto la Fiscalía como la Policía les sugiero que utilicen esta técnica combinada con otras herramientas criminológicas  para poder utilizar la información de la escena del delito que es en donde se puede encontrar el noventa por ciento de la información  para resolver los casos y poder actuar con un enfoque preventivo; esto requiere una apuesta como estado salvadoreño para apoyar a la FGR, PNC y el IML, para fortalecer la prueba científica, la investigación científica del delito, laboratorios de genética forense, contratación de personal especializado, invertir en formación, capacitación y adiestramientos especializados nacionales e internacionales, medios tecnológicos de última generación;  la creación de un sistema geo referencial integrado de estadísticas criminales ya que de todas las tareas de modernización en seguridad es indispensable la inversión en sistema de información; la fundación  de un observatorio de la criminalidad entidad  técnica, académica, científica, apolítica, que recopila, sistematiza y publica los índices de criminalidad y violencia, y que desarrolle encuestas de victimización para perfeccionar la política pública de seguridad, criminal y criminológica. Cada estructura criminal debe de estar debidamente perfilada ya que existe una huella criminal y un sello que los identifica en la escena del delito. Los criminales operan y ejecutan los delitos en zonas que conocen, pero no necesariamente en la que viven.

publicidad




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.