Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La tragedia de las pensiones

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

Lunes 17, Julio 2017 - 12:00 am

El delicado tema de las pensiones se encuentra en un momento crítico, bajo amenaza grave de ser confiscadas por el gobierno, lo cual obedece a la incapacidad de resolver el problema fiscal que sufre El Salvador. Todos sabemos que el país adolece de deficiencia de recurso para atender diferentes compromisos fiscales. Según entendidos de la materia, los ingresos que ha tenido el Estado por concepto de impuestos, ha sido superior a los ingresos de otros años, pero de hecho, no alcanzan para cubrir los gastos.

El presupuesto del 2017 se elaboró con deficientes conceptos, bajo el argumento que las deficiencias se “arreglarían” en el camino. Sin embargo, dicho presupuesto se encuentra cuestionado ante la Sala de lo Constitucional, con un recurso que sostiene que viola la Constitución, y próximamente se conocerá la sentencia sobre el caso. Tan mal andan las finanzas públicas que nuestro país ha caído en un primer impago, cuya consecuencia principal es bajarle puntos en la calificación mundial de la responsabilidad y capacidad de cumplimiento de obligaciones financieras.

Para el próximo mes, el país tiene compromisos financieros cercanos a los $950 millones, y la única posibilidad de resolver favorablemente el problema sería con un nuevo préstamo para cubrir el pago. Ante la posibilidad de que la Asamblea no dé su aval para tal endeudamiento, se han encendido las alarmas en múltiples entidades. Una de ellas -los bancos del sistema- se han pronunciado ya sobre el peligro que tal impago significa.

publicidad

El mismo gobierno parece reconocer que la emisión de más Letes, no es funcional, porque los compradores de estos títulos han expresado su desconfianza en esos títulos valores –papeles- que no aseguran ni garantizan un real y efectivo pago. Ante todo este caos, funcionarios de pocos escrúpulos han puesto sus ojos en los ahorros de los pensionados, para “administrarlos” y resolver parcialmente el problema financiero nacional. El argumento principal se basa en que esos fondos de los pensionados no se utilizarán “ya”, sino hasta que al beneficiario le toque pensionarse. Y además, porque cuando ese plazo llegue, serán los funcionarios que en ese momento tengan en sus manos cumplir con tales obligaciones.

Hasta la semana pasada, la Asamblea aún no tenía asegurados los 56 votos que se necesitan para aprobar el confiscatorio e ilegal decreto para apropiarse de los fondos de pensiones. Muchos comentarios se han escuchado en el sentido que el famoso personaje del maletín, saldrá a recorrer los pasillos de los legisladores, para obtener los votos que no se pudieron obtener con el consentimiento libre de los diputados. (No es difícil imaginar una comparación en la cual se calcule lo que le falta por devengar al diputado en el presente período, con una “compensación” que además le garantiza “protegerlo”, aunque no sea reelegido para el siguiente período)


Lamentablemente, esa posibilidad del recorrido del hombre del maletín, pese a los múltiples ejemplos -nacionales y extranjeros-, de que la corrupción, aunque bajo asedio, no deja de campear en el mundo. La ambición, o desesperación por cubrir la incapacidad de gobernar, empuja a muchos a buscar soluciones poco inteligentes y faltas de legalidad, para continuar en estos comprometidos procedimientos. Desde luego es fácil pensar que cuando vengan los reclamos sobre estos cuestionados procedimientos, los responsables ya estarán alejados de los cargos.

Deberían preguntar a los exfuncionarios que por ahora se encuentran bajo investigación, y con su libertad restringida. Con las pensiones de los trabajadores salvadoreños se han cometido abusos increíbles como obligar a los administradores a hacer préstamos al gobierno con intereses más bajos que los intereses regulares del sistema bancario. Ahora, que se ha visto que nadie protestó por dicho abuso, se desea recurrir a este nuevo arrebato impopular de esos fondos que sí tienen dueño.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.