Cerrar [X]

Buenos Días

La tragedia de una niñez abandonada

lunes 24, agosto 2015 - 12:00 am

autor_alvaro1Casi cuatro de cada diez niños salvadoreños sufre algún tipo de abandono, ya sea por la irresponsabilidad de al menos uno de los padres, por razones de migración o por la muerte de uno de los padres. La cifra es equivalente a 847 mil 165 niños de entre 0 a 17 años, de un total de 2 millones 201 mil 807, que registraba la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples del Ministerio de Economía (Minec), hecha en 2013.

Los números suenan fríos pero constituyen la tragedia nacional del abandono de nuestros niños y adolescentes. Eso, por supuesto, explica en gran medida por qué hay tanto menor de edad metido en actividades delincuenciales, simplemente no tienen control alguno de sus padres debido a los factores ya mencionados.

Según la encuesta, 610 mil 569 niños y niñas viven sin alguno de sus padres por razones de abandono por separaciones de sus progenitores y 148,564 viven sin éstos porque han decidido migrar.

publicidad

Los datos señalan que 88,032 menores de edad viven sin alguno de sus padres por diversas razones de muerte. En total,  847 mil 165 niños y niñas en situación de abandono.

Sume a eso que estos menores viven en zonas de alta incidencia criminal, expuestos al acoso de los pandilleros, a la “normalidad” de la violencia delincuencial, a la falta de oportunidades escolares y entrenamiento mínimo para opciones laborales; entonces, el caldo de cultivo está hecho para la grave situación que sufrimos en el país.


Insisto en algo que he escrito varias veces: nuestros niños y nuestros adolescentes sufren la tragedia de ser víctimas y victimarios en esta situación de violencia. Y si tomamos en cuenta los casi tres mil niños que han pedido refugio en EE.UU., entonces también son víctimas de la migración, la separación y el exilio. Triste.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.