Cerrar [X]

Buenos Días

La tragedia oculta del desplazamiento forzoso

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

miércoles 23, agosto 2017 - 12:00 am

La semana pasada, una relatora de Naciones Unidas calificó como “tragedia oculta” el desplazamiento forzoso de miles de personas en El Salvador debido a la violencia de las pandillas y advirtió que el problema es más grave y generalizado que lo que el Gobierno lo reconoce.

La verdad es que todos conocemos a un familiar, a un amigo, a un compañero de trabajo o a un conocido que le ha tocado abandonar su hogar y buscar un lugar “más seguro” para vivir debido a amenazas de las pandillas o a que simplemente porque sabe que tiene que salir de ahí para salvar su vida porque está directa o indirectamente amenazado.

Es triste lo que señala del Gobierno pero es una  realidad suprema, a menudo los funcionarios buscan disminuir la realidad de los hechos con estadísticas que parecen  buenas, pero que no reflejan toda la verdad.

publicidad

Por eso la Relatora Especial de la ONU, Cecilia Jiménez-Damary indicó la necesidad de disponer de estadísticas que revelen la magnitud del problema.

“El problema es más significativo y generalizado de lo que el Gobierno reconoce. El Gobierno debe reconocer la plena magnitud del desplazamiento interno y actuar para abordar este fenómeno, así como la violencia de las pandillas que lo suscita”, fueron las palabras exactas de Jiménez-Damary, quien examina los derechos humanos de las personas internamente desplazadas.


Lo peor es que las pandillas parecen tener un sistema de inteligencia y seguridad más efectivo que los del Estado.

Simplemente lo sabemos: un pandillero llega a una colonia o un edificio de apartamentos a ordenar que una o varias familias se vayan y no hay fuerza capaz del Estado que los pueda proteger o defender. Esa es la cruda realidad del desplazamiento forzoso.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.