Cerrar [X]

Editorial & Opinion

La UES debe ser para los mejores

Jaime Ulises Marinero / Periodista

martes 20, febrero 2018 - 12:00 am

El viernes de la semana pasada la Universidad de El Salvador (UES) arribó a su 177 aniversario. Para quienes tuvimos el privilegio de estudiar  y graduarnos en la UES es un orgullo porque consideramos a nuestra Alma Mater como la mejor del país. Personalmente tuve la oportunidad de impartir clases en el Departamento de Periodismo de la UES y puedo decir con mucho acierto que vale la pena formarse en dicho centro de estudios.

Cuando allá por 1985 ingresamos como estudiantes de nuevo ingreso éramos 180 estudiantes. Años después, menos de la mitad de esa cantidad logramos culminar la carrera. Otro tanto abandonó o dejó sus estudios por diferentes razones. Una vez graduado y ya como docente tuve grupos de hasta 100 o más estudiantes, lo que siempre me pareció antipedagógico. Es imposible impartir algunas cátedras a grupos numerosos.

Resulta que en el marco del 177 aniversario de la UES, decenas de estudiantes, especialmente de la Facultad de Ciencias y Humanidades reclamaban más cupos para estudiantes que al menos obtuvieron 300 (tres) en el examen de admisión. La historia de pedir más cupos ya es tradicional en la UES.  Siempre hay protestas y todo tipo de acciones. Al final las autoridades ceden y ocurre lo de siempre. Esos alumnos que entran por “cuotas conquistadas” se inscriben en carreras que no les gustan con la intención de cambiar de carrera. En el peor de los casos esos alumnos aplazan en los primeros dos años de estudio y otros se quedan llevando una o dos asignaturas por ciclo y pasan más de diez años para egresar. Algunos se gradúan y pasan a ser titulados sin trabajar.

publicidad

La universidad, con un presupuesto paupérrimo ante la falta de visión del Estado, no tiene capacidad para recibir a todos los  jóvenes que quieran estudiar en ella, por eso tiene filtros, donde los aspirantes se someten a una evaluación. Esos filtros hay que respetarlos y no importa la procedencia de los aspirantes. Deben quedar los mejores. No se pueden repartir cuotas por zonas, por procedencia del centro de estudios o por cualquier otro factor. Llanamente deben ingresar los mejores.

Actualmente y como parte de las “demandas conquistadas” por los empleados del Alma Mater, sus hijos tienen el derecho ganado para estudiar cualquier carrera que se les antoje sin pasar filtros. Esto es injusto. Sea quien sea debe someterse a evaluación, porque la UES es para los mejores. Las autoridades universitarias deben revisar si es democrática, consecuente, justa y equitativa dicha disposición que afecta a otros jóvenes, que tienen mejores condiciones para ser universitarios. Cualquier estudiante puede presentar un recurso de inconstitucionalidad ante la Sala de lo Constitucional y lograría la suspensión de dicha disposición irregular.


Hay quienes plantean que la UES es para los pobres, lo cual no está establecido en ninguna norma o reglamento, pues sería inconstitucional, tomando en cuenta que la UES es estatal y funciona con presupuesto nacional. Desde luego que si un joven que procede de un colegio privado y otro que procede de un instituto nacional tiene la misma nota y entre ellos se disputan una plaza, la UES, como parte de su proyección social debe priorizar al joven de más escasos recursos económicos.

La universidad debe estimular a los estudiantes de escasos recursos, para que se esmeren y reúnan los requisitos para ingresar como estudiantes. Una vez se ganen su ingreso por méritos académicos, se les debe de procurar becas, residencias y toda suerte de estímulos. Por supuesto hay que destinar un presupuesto y la UES tiene que continuar con su lucha de lograr cada vez más presupuesto.

No se puede discriminar a un joven solo porque procede de un colegio privado o porque ideológicamente no sea afín a la izquierda. La UES, académica y administrativamente ni es de izquierda ni de derecha. La UES es ecuménica, ideológica, científica y formadora de conciencia, pero nunca debería ser de izquierda o derecha partidaria. Cuando decimos que es ideológica, pasa por aceptar que las ciencias sociales son ideología pura interpretada y que toda acción transformadora del hombre es ideológica. A la UES deben ir los mejores, no importa su procedencia ni ideología. Ah, y se le debe dar más presupuesto.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.