Cerrar [X]

Editorial

La única salida pacífica en Venezuela

Otros

sábado 21, mayo 2016 - 12:00 am

Lo que ha venido sucediendo en Venezuela parece una especie de “deja vú” de la historia latinoamericana: gobernantes que se aferran al poder hasta con las uñas, atropellando la Constitución, la institucionalidad y a su pueblo entero. El final también ha sido predecible: los pueblos se hartan y terminan derrocándolos para encontrar un camino nuevo.

La oposición venezolana ha jugado todas las reglas de la democracia y absolutamente todas se las han saboteado. Ha ganado una amplia mayoría en la Asamblea Nacional y Nicolás Maduro y su Tribunal Supremo de Justicia, absolutamente genuflexo a sus deseos, virtualmente boicotean y anulan toda su labor constitucional.

Luego intentan acudir a otra forma legal que la Constitución establece, como es el referendo revocatorio del mandato de Maduro, y éste impide dicho recurso bajo argumentos pueriles y deshonestos, señalando un supuesto “golpe”, que solo existe en su paranoia.

publicidad

Tarde o temprano Venezuela recuperará su democracia y el régimen de Maduro pasará a ser una caricatura del pasado, como lo fue Noriega en Panamá, del fantoche arbitrario que se cree indispensable y busca culpar a otros de su debacle y su incapacidad.

Venezuela es una bomba a punto de explotar y cuando lo haga, mucho cambiará en la región.


 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.