Cerrar [X]

Buenos Días

Las amenazas a periodistas no son de tocar madera

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

jueves 31, agosto 2017 - 12:00 am

Los acontecimientos de las últimas semanas relacionados a amenazas e intimidaciones a periodistas son intolerables y deben ser investigados como merece una situación de éstas. Es realmente decepcionante la declaración del vicepresidente Óscar Ortiz  que se limita a decir que hay que “tocar madera” para que no le suceda nada a los periodistas, cuando la responsabilidad del Estado va más allá que ese dicho popular.

Siempre ha habido amenazas veladas, intimidaciones, campañas difamatorias en redes sociales, persecución y espionaje político contra periodistas y medios de comunicación. Pero ahora se escala a amenazas físicas, a extrañas visitas como ha sucedido a los colegas de El Faro y Factum, las amenazas directas al comunicador de La Prensa Gráfica, Cristian Meléndez o a la agresión sufrida por el periodista de El Diario de Hoy, Jorge Beltrán.  ¿Qué decir del asesinato de la periodista Roxana Cortez en Apopa?

Hay docenas de casos más que también merecen recordarse, pero menciono estos últimos por ser los más recientes.

publicidad

La democracia salvadoreña vive permanentemente amenazada por fuerzas oscuras que buscan acabar con nuestras libertades y derechos más elementales. Por eso ven a los periodistas y medios de comunicación como una amenaza para esas fuerzas oscuras que han llegado al extremo de celebrar esas intimidaciones.

Insisto: esto no es una cuestión de tocar madera y esperar que la suerte nos acompañe. Es una obligación del Estado proteger a sus ciudadanos, periodistas incluidos, de cualquier tipo de amenazas o intimidaciones. La libertad de expresión es un derecho fundamental que no puede ser soslayado, sin libertad de expresión no hay democracia, ni hay denuncia, el abuso y la dictadura se vuelven bandera de los poderosos.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.