Cerrar [X]

Nacionales

Las claves de la confesión de Saca ante el juez

Redacción web / DEM

jueves 9, agosto 2018 - 3:06 pm

Este 9 de agosto, el expresidente de la República (2004-2009), Elías Antonio Saca, rindió declaración ante el juez Segundo de Sentencia de San Salvador, en el juicio que se lleva en su contra y seis personas más por los delitos de lavado de dinero y peculado.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República, el exmandatario creó una red que le dio la potestad para desfalcar al Estado por un monto mayor a los $301 millones, durante su mandato.

Saca aceptó confesar los delitos y optar por un juicio abreviado, donde se le impondría una pena menor a la que le correspondería sino brindara su declaración, donde se confiesa culpable.

publicidad

¿Qué dijo Saca ante el juez?

– La comisión de transición tenía por objeto informar el estado en que se recibiría o se encontraba el país, las finanzas del Estado, los
gastos corrientes o extraordinarios que debieran enfrentarse, los retos que tenía el próximo gobierno y que el cambio de gobierno se
hiciera de forma ordenada, informándose de los compromisos de carácter internacional que tendrían que honrarse y de cómo se
afrontaban los gastos imprevistos que ocurrieron durante el gobierno del presidente Flores. También sostuve reuniones privadas con el
presidente Francisco Guillermo Flores Pérez, en Capres (Casa Presidencial), en la que se discutieron estos temas y la que también el
presidente Francisco Flores Pérez informó que también era necesario financiar el Organismo de Inteligencia del Estado, que servía
para mantener contacto con Organismos de Inteligencia del otros Estados y para recabar información de inteligencia y que también era
necesario para contar con todos para cumplir con compromisos de carácter político que eran propios de la presidencia, donaciones
que se hacían a Organizaciones sin fines de lucro y asistencia de un acuerdo secreto reservado que él había utilizado para organizar y
administrar, la cuenta de gastos reservados de la presidencia de la república, entregándome, una copia de ese acuerdo para que
pudiera este servidor, elaborar el propio.

– La auditoría que hace la Corte de Cuentas de la República a su administración es superficial, “ya que únicamente se revisaban que existiera soporte de los gastos y no la justificación de la administración, ya que se trata de gastos de carácter discrecional para el presidente de la República y ya en la presidencia se tomó en cuenta por medio de Elmer Roberto Charlaix que el examen prácticamente no se hacía porque la persona encargada solo llegaba a ver que quedaran soportes, pero no hacía un examen exhaustivo”.

-Al asumir el mandato, Saca le pidió su secretario privado, Elmer Charlaix, que le pagara salarios complementarios a los funcionarios, los sobresueldos iban desde $5,000 hasta $10,000, de acuerdo con su declaración. No dio nombres de quiénes los recibían pero sí dijo que eran parte de su Gabinete y del Gabinete ampliado. Todo el dinero fue entregado en efectivo, el cual era retirado personalmente por cada funcionario en la secretaría privada de la presidencia. Los fondos eran de la cuenta de gastos reservados del Estado.

– En el periodo presidencial se abrieron al menos 16 cuentas bancarias en los Bancos Hipotecario y Cuscatlán, todas a nombres de empleados del Gabinete, entre ellos Charlaix, Franciso Rodríguez y Pablo Gómez, quienes formaban parte de la unidad financiera de la Casa Presidencial. Ellas fueron utilizadas para mover el dinero del Estado a cuentas y sociedades de Saca, todas, según sus palabras, por petición de él, en su calidad de presidente de la República.

-Saca pidió cambio en la manera de cómo era utilizado el dinero de la Presidencia, sobre todo de las cuentas subsidiarias, todo con el fin de que ni su nombre, ni el de Charlaix quedaran registrados en los retiros de dinero.

-En los viajes invitaba a personas de su confianza, externos del Gobierno y periodistas, para que hablaran de su gira. Al entrevistador que mencionó, el cual se lo llevó a Egipto, fue Jorge Hernández.

“Una vez que Elmer Roberto Charlaix tenía los fondos se pagaban también los boletos aéreos de las personas que participaron en comitivas presidenciales, al participar de los viajes presidenciales, es decir, que participan en eventos oficiales que eran invitados y a los miembros del Estado Mayor Presidencial, que participaban en las avanzadas de seguridad para dichos eventos, así como se pagaban los boletos aéreos de los miembros del gabinete, de empleados, asesores y en algunos ocasiones de personas invitadas, que personalmente designaba para que me acompañaran en los viajes al exterior, como por ejemplo, invité en diferentes ocasiones al señor Jorge César Hernández, que era un amigo personal y comunicador para que cubriera de forma especial la asistencia del presidente a las invitaciones que se le hacían a este servidor de países amigos y de organismos internacionales. Invité en dos ocasiones a un empleado de confianza que se desempeña como motorista personal de Grupo Samix, Tito Alexis Herrera Valle, a los viajes que realicé a Nueva York y al Cairo, Egipto, sin recordar en este momento la fecha exacta”, declaró.

– Por medio de prestanombres y sociedades inactivas ( OSAD, GDE, GroupCorp, Ingroup y RM SA de CV), revividas solo para ese momento, Saca se benefició del Estado. La manera que ocupó fue el disfrazar que estos, a quien él personalmente les había contado su plan, prestaran servicios de publicidad a la Presidencia, pero si en realidad hacerlo. Todo solo para justificar el retiro del dinero, el cual fue trasladado a sus cuentas personales y a sus empresas, entre ellas, Grupo Radial Samix.

“Que una vez los fondos se encontraban en dichas cuentas, quien decidía qué se iba a hacer con estos fondos, con los fondos, era este servidor, mientras que el señor Charliax cumplía con lo que este servidor le solicitaba para ayudar a la finalidad propuesta, así como también en forma paralela el secretario privado juntaba los gastos corrientes en Casa Presidencial.

“Se recuerda que ya para ese momento se propuso sustraer mayores cantidades de dinero pero que no sabía como habilitar que ese dinero fuera arrastrado hacia este servidor, por su origen. Entonces, consulté a una persona que se desempeñaba como contador y auditor, de confianza, el señor Irving Tóchez Maravilla y me dijo que un safado fácil era llevar el control para la contratación de la publicidad en Casa Presidencial por la forma en que se procedía a los exámenes especiales que realizaba las auditorías y me sugirió que aprovechando esa debilidad se formaran sociedades con otras personas de confianza y que mediante esas sociedades se diluyera la prestación de servicios de publicidad y que esta sociedad, a su vez, fingiera la prestación de servicios a favor de otras sociedades, lo cual realicé”, declaró.

-Saca también comentó que otro de sus prestanombres fue el comunicador Jorge Hernández, quien usó dos sociedades, para ayudar a triangular el dinero de Casa Presidencial hacia Saca o sus sociedades. A Hernández se le pagaba el 20% del dinero que tenía que transferir, el cual alcanzó en algún momento, según la declaración de Saca, un monto de $100,000 mensuales.

“Le expliqué (a Hernández) tal como me lo sugirió el señor Tóchez, de una forma para poder beneificiarse de fondos públicos, la confianza de ellos era mediante la instrasición de sociedades y aparentar que prestaban servicios a la Presidencia y que de esa manera podía sacar dinero de la Presidencia para luego pasararlas a cuentas de este servidor o intentara pasarselas a las empresas o las sociedades en este caso las del señor Jorge Hernández”, siguió en su declaración.

– El dinero sustraído de Casa Presidencial también se utilizó para la compra, mediante prestanombres y sociedades, para comprar apartamentos, lotes, estacionamientos, en departamentos como San Salvador, La Libertad y La Paz. Entre las propiedades que se suman a esta lista está la casa donde el exfuncionario residía, construida en el cantón El Carmen, en la colonia Escalón.

“En 2006 se adquirió con estos dineros de parte de estas sociedades que tenían prestanombres que me representaban a mi, por supuesto, la Hacienda Lombardía, Cooperativa cuatro, El Amate, en Zacatecoluca, La Paz, a favor de la sociedad GDE SA de CV en 2007, a favor de Ingroup SA de CV apartamento 14 y apartamento 15 La Montañana, ambos en Santa Tecla, La Libertad. Y a favor de OSAD de S.A. de C.V. se adquirieron ocho lotes de la hacienda El Cauca, asentamiento comunidad El Casco, ubicada en el rosario depto. de La Paz, y una casa de habitación ubicada en urbanización cumbres de Cuscatlán 2 polígono B, número 24, Antiguo Cuscatlán, La Libertad, y una casa en urbanización Palmira, polígono C, lote 4, Santa Tecla, La Libertad. En el 2008 se adquirieron a favor de GDE SA de CV dos terrenos ubicados en cantón barrio nuevo conocido, como San Mauricio, número II, municipio de Tecoluca, San Vicente, y a favor de GroupCorp se adquirió el apartamento 13, del edificio C, del condominio La Montaña II, en Santa Tecla, La Libertad. A nombre de Ingroup se adquirió un inmueble ubicado en urbanización Cumbres de Cuscatlán, polígono E, Bosques de Cuscatlán, Antiguo Cuscatlán”, confesó.

– En sus declaraciones, Saca también confesó cómo parte del dinero sustraído de Capres terminó en sus empresas de comunicación: “La empresa Anle SA de CV no prestaba el servicio de la pauta publicitaria aunque se le pagaban los servicios pactados, es decir, eran pagos sobre trabajos inexistentes que ingresaban a sus empresas. En ese momento, el representante legal de las empresas que conformaban el grupo Samix era el señor Oscar Edgardo Mixco Sol a quien este servidor y mi esposa, Ana Ligia Sol de Saca, nombramos en dicho cargo como representante legal para que quedara en manos de una persona de la familia de mi esposa, para tranquilidad de otros accionistas pero en ningún momento este servidor le informó al nuevo presidente de las sociedades, en ningún momento, le di ningún informe acerca de todas las actividades y de todas las prácticas y de todas las facturaciones que se estaban llevando a cabo. No le informé al señor Edgardo Mixco Sol sobre el acuerdo al que llegué con las agencias Anle, Lemus, America Publicidad, Funes y Asociados desconozco si por otros medios se dio cuenta, sino únicamente le ordené, más adelante, cuando se habían recibido los pagos por la publicidad pautada qué se iba a hacer con el dinero que se entregaba como utilidades, ordenándole que se hiciera depósitos y que le aumentara el salario a este servidor el cual cobré durante todos los cinco años que estuve en la presidencia de la República”

Hasta el momento se desconoce la pena que deberá pagar el exfuncionario junto con sus exsecretarios, pero Fiscalía General de la República estaría pidiendo para Charlaix y Saca una pena mínima de 10 años y para el resto una condena de cinco años.

Los exfuncionarios están recluidos en el penal La Esperanza, conocido como Mariona desde octubre de 2016. Este tiempo deberá ser reducido de la pena completa.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Si te gusta dormir hasta 10 horas ¡Alerta!

Dormir como oso no siempre es bueno, se ha comprobado, mediante estudios, que dormir más de …

MÁS INFORMACIÓN
Vuelve RBD, pero cambian de rostros… ¿Te gustan?

La agrupación fenómeno de Latinoamérica vuelve para conquistar escenarios, pero, con nuevos rostros, de diferentes nacionalidades. …

MÁS INFORMACIÓN
Costa Rica aumenta vigilancia en áreas turísticas tras homicidios de extranjeras

Costa Rica anunció este viernes un incremento en la vigilancia policial en las zonas de mayor …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.