Cerrar [X]

Buenos Días

Las culpas, las pensiones y el impago

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 24, abril 2017 - 12:00 am

Siempre escuchamos esas historias de nuestros mayores sobre las miserables pensiones que recibían después de toda una vida de trabajo. Le tengo una mala noticia. Las próximas generaciones vamos a sufrir exactamente la misma situación debido a las decisiones políticas que han estado tomando los gobiernos con nuestras pensiones en la última década.

Si usted es de los que cree que el impago es un asunto abstracto que solo a los políticos les tiene que importar, pues está equivocado. Lo lamento.

La razón principal es esta: el Estado toma prestado el dinero del ahorro de nuestras pensiones, sin dar garantía alguna, decide la tasa de interés, el plazo a pagar la deuda y encima, se la refinancia con nuestros mismos fondos cuando no puede pagarla. ¿Resultado? Una catástrofe con nuestros ahorros y pensiones miserables después que lleguemos a la edad de retiro.

publicidad

En medio de todo esto, el Gobierno culpa a ARENA –que  para ser justos fue la que empezó este relajo hace unos años cuando gobernaban– luego a la Sala de lo Constitucional –que ha exigido que se paguen intereses justos a nuestros ahorros– y no asume responsabilidad alguna en el hecho que está prestando nuestro dinero debido a que gasta más de lo que debería. Por eso cayó en el impago de lo que nos prestó y ahora lo arregla,  reorientando el presupuesto, algo que perfectamente pudo haber hecho antes sin caer en el impago que nos hundió en la calificación crediticia internacional. Es decir, el Gobierno tenía el dinero, no hizo el pago, pero la culpa es de otros.

Los que sufrimos somos los que ahorramos para nuestra jubilación. El Estado nos pagará en 50 años, con un interés miserable y sin ninguna garantía. Probablemente ni los señores que tomaron esta decisión ni sus partidos existirán cuando toque pagar esta barbaridad que hicieron.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.