Cerrar [X]

Conectados

Las piedras de los riñones se podrían eliminar gracias a las montañas rusas

Redacción web / DEM

jueves 9, marzo 2017 - 1:07 pm

 

Según estudio publicado recientemente por The Journal of the American Osteopathic Association las montañas rusas podrían ayudar a expulsar las piedras que se forman en los riñones –preferentemente, aquellas que no superan los 5 milímetros–.

De acuerdo con dos urólogos estadounidenses, que participaron del mismo, estas atracciones podrían facilitar la evacuación de los cálculos renales, y la medida sería aún más eficaz si el pasajero ocupa el último vagón de la atracción.

publicidad

Las piedras en el riñón –también conocidas como cálculos renales– aparecen por la cristalización de sales y minerales presentes en la orina y que puede provocar episodios muy dolorosos para aquellos que la padecen.

La investigación inició luego que varios pacientes del doctor David Wartinger, investigador de la Universidad Estatal de Míchigan, le contaron que después de subirse en montañas rusas del parque temático de Disney World, en Orlando (Florida), habían podido eliminar sus piedras en el riñón. Uno de ellos aseguró que había evacuado tres después de montar un par de veces en una en concreto: la Big Thunder Mountain Railroad.


El médico, junto a otro colega, imprimió en 3D un modelo artificial de riñón fabricado en silicona, introdujo tres cálculos renales y viajaron hasta Orlando para ponerlo a prueba. Este fue cargado en una mochila, que llevaban en sus espalda.

“En total, usamos 174 piedras de riñón de diferentes formas, tamaños y pesos para ver qué pasaba”, explica Wartinger. Lo curioso es que la única atracción en la que funcionó fue en la Big Thunder Mountain Railroad; mientras que, por el contrario, el experimento fracasó en la Space Mountain y la Rock ‘n’ Roller Coaster Aerosmith, que son más violentas, ponen boca abajo a los pasajeros y hacen que la fuerza G experimentada por estos sea mayor. La montaña rusa ideal sería, según estas conclusiones, rápida, con algunos giros y vueltas, pero sin poner cabeza abajo a las personas ni realizar movimientos invertidos.

Asimismo, detectaron que el lugar ocupado por el viajero en el vagón influía notablemente en la tasa de éxito del experimento: las piedras fueron evacuadas en casi el 64% de los casos cuando iban sentados en la última fila, frente al 16% cuando se instalaron en la parte delantera.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.