Cerrar [X]

Internacionales

Las redes sociales vencen la censura

Álvaro Cruz Rojas / Segunda Entrega

martes 1, mayo 2018 - 12:10 am

Las redes sociales se han convertido en una poderosa y temida arma de la población para burlar la censura del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

A mediados de marzo, Murillo anunciaba un “debate” para regular el uso de las redes sociales. Un presagio de lo que se le venía encima.

Durante las protestas, el régimen censuró varios canales de television por transmitir las protestas. El más reconocido fue el caso del canal 100 % Noticias. También sufrieron ataques cibernéticos el diario La Prensa y el medio digital Confidencial.

publicidad

Pero las protestas le dieron la vuelta. El canal 100 % noticias no cesó de transmitir noticias a través de Facebook Live y Youtube.

“La política callejera de pelear plazas está desfasada, mientras existan las redes sociales el mensaje de cualquier protesta tendrá una plaza ilimitada. Y para los que quieren aprovechar cualquier emergencia o ineficiencia gubernamental también es un arma de doble filo, porque si ni en las redes pueden convocar a la gente, mucho menos en la calle”, sostuvo Miguel Mora, el director de 100 % Noticias.


Miles de personas transmitían por las redes sociales las protestas, la represión policial y hasta los asesinatos de los estudiantes que se enfrentaban a los uniformados.

“La gente se ha mantenido comunicada e informada por las redes, de lo que ha sucedido minuto a minuto; y cualquier falsedad que alguien difunda, es desmentida por imágenes reales y declaraciones que publican los protestantes y quienes les apoyan”, reconoce Douglas Carcache, subdirector de El Nuevo Diario, uno de los medios escritos nicaragüenses.

Los medios gubernamentales intentaron revertir la tendencia en contra del régimen, pero la ola cibernética les vino en contra.

En las redes sociales podían verse documentados con vídeos todos los argumentos en contra de las versiones oficiales.

Por ejemplo, la Policía Nacional negaba haber atacado a estudiantes universitarios en la Universidad Politécnica (UPoli), foco de la Resistencia antigubernamental. Pero abundaron los vídeos que mostraban a los policías en los alrededores al momento del ataque.

También abundaron vídeos de usuarios de redes sociales mostrando a policías suministrando piedras a los grupos de choque de la Juventud Sandinista para atacar a los manifestantes. En otras imágenes, se ve a policías colaborando en los saqueos de comercios locales junto a los de la Juventud Sandinista que la población llama popularmente “turbas”.

Por supuesto, todos los medios de comunicación escritos y digitales independientes del régimen, también se volcaron a las redes sociales.

Sin embargo, los canales de television que la familia Ortega tiene o los asociados con el magnate mexicano, Ángel González, transmitían programas de entretenimiento y no dijeron absolutamente nada de las protestas. Esto provocó que una docena de periodistas de esos medios renunciaran indignados.

Incluso los hijos de Daniel Ortega y Rosario Murillo, en su mayoría convertidos en flamantes empresarios de medios de comunicación, utilizaron las redes sociales para expresar su ira contra las protestas. Las respuestas de los cibernautas no se hicieron esperar y abundaron las críticas e insultos a los vástagos de la pareja oficial.

“Esta experiencia de Nicaragua, con las protestas de la semana pasada, ha dejado claro que los ciudadanos tienen un poder que es la comunicación inmediata, a través de las redes sociales, que será difícil doblegar. Es lo que les ha permitido auto convocarse, contar lo que en realidad está pasando y sumar solidaridad de otros sectores sociales y de otros países, donde han tenido eco sus manifestaciones y demandas”, explica Carcache.

 

Verificando lo que dicen las redes sociales

Las redes sociales también verifican rumores. En medio de las protestas, el gobierno emitió una serie de informaciones falsas, que poco a poco fueron cayendo como mentiras debido a que estaban documentadas en las redes sociales.

Entre esas mentiras estaban el supuesto secuestro de un funcionario gubernamental y la negativa que la Policía Nacional había ingresado al patio interior de la Catedral de Managua, donde los manifestantes se habían refugiado de la represión.

Todo estaba documentado en vídeos que inundaron las redes sociales nicaragüenses.

En Facebook hay una página denominada VerificadoNI que se ha dedicado eficazmente a eso.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.