Cerrar [X]

Economía

Lencería colombiana Lili Pink abre primera tienda en el país

Maryelos Cea

sábado 26, agosto 2017 - 12:00 am

La marca colombiana Lili Pink continúa su expansión en Centroamérica y ahora incursiona en el mercado salvadoreño, bajo la modalidad de franquicia. / Marcela Moreno

La reconocida marca colombiana de lencería Lili Pink, con más de 165 puntos de venta directos en dicha nación, continúa su expansión en Centroamérica y abre su primera tienda en El Salvador, de la mano de la emprendedora salvadoreña Katya Lara.

La primera tienda está ubicada en el centro comercial Hillside, sobre la Calle La Mascota, en San Salvador. Durante los próximos 12 meses esperan abrir otras seis sucursales en centros comerciales, informó Lara a Diario El Mundo, quien es la franquiciataria en el país.

publicidad

La premisa de Lili Pink es ofrecer prendas de telas y diseños innovadores, pero a precios accesibles. En la tienda salvadoreña podrá encontrar lencería juvenil, ropa íntima deportiva y para niñas, así como su línea Íntima Secret. Próximamente esperan agregar al portafolio trajes de baño y otras prendas deportivas, así como productos de belleza.

La tienda se inaugura el próximo 31 de agosto, a las 5:30 de la tarde; pero desde el 19 de agosto está abierta al público. Con precios desde $5 y hasta $17, los clientes pueden encontrar panties, sostenes, pijamas y accesorios como copas adhesivas de silicona, tirantes y fajas.

También paquetes de dos y tres prendas para adultos desde $6, mientras en el caso de la ropa para niñas y deportiva los hay desde $5 y $8, respectivamente.

La tienda salvadoreña de Lili Pink tendrá nuevas colecciones cada mes, destacó Lara.

La marca colombiana, además de operar con franquicia, también implementará en el país su modalidad de distribuidores y emprendedores. Los distribuidores son comercios ya establecidos que podrán comercializar los productos. Uno de ellos será Valery by Lili Pink, ubicado en el centro comercial Las Cascadas; y la apertura está prevista para mediados de septiembre. En un año, esperan sumar 15 distribuidores.

Los emprendedores, en tanto, son personas que por una compra mínima de seis prendas – y tras obtener su código en la tienda al presentar su DUI y NIT- pueden dedicarse a la comercialización de las prendas. Hasta la fecha, ya suman 125 emprendedoras, señaló Lara.

La llegada de Lili Pink a El Salvador permite la creación de 16 empleos directos. / Marcela Moreno

El tesón de una emprendedora

Katya Lara conoció Lili Pink por una amiga colombiana que le obsequió algunas prendas. Fascinada por la calidad del producto, se contactó con la compañía a través de su página web para hacer negocios.

La respuesta no llegaba, pero el tesón de esta emprendedora no cedió. Una semana antes de viajar a Colombia para adquirir algunas prendas y traerlas al país, Lili Pink respondió.

Visitó la empresa, pero no había interés en abrir una tienda en El Salvador y por ello solo le ofreció ser distribuidora. Aceptó, pero un año más tarde los planes habían cambiado. Lili Pink decidió operar con franquicias en Centroamérica y esta vez fueron ellos quienes buscaron a Lara, que hoy espera abrir seis tiendas.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.