Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Libertad de expresión ¿Por qué preocuparnos?

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 7, junio 2017 - 12:00 am

La libertad es uno de los valores y derechos fundamentales del individuo, ser libre es no ser esclavo, ni de persona, ni de régimen, ni de mandatario alguno, ser libre implica tener la capacidad de decidir según tu conciencia, según tu apreciación de la realidad y según tus propios intereses, ser libre implica tener la capacidad de expresar tus pensamientos y tus ideas, capacidad de escuchar las de los demás y de solicitar apoyo, unión o rechazo a otras ideas, la libertad es un don maravilloso que no puede ser sin la libertad de expresión.

En El Salvador, la historia nos dice que no fuimos libres, sino hasta hoy cuando tenemos la capacidad y los medios para expresarnos, para cuestionar, para criticar, para proponer y para disentir, incluso para pretender cambiar las cosas vendiendo nuevas ideas de cómo hacer lo que ahora no me gusta como se hace; pero, ¿esta libertad está en riesgo? ¿Podríamos perderla?

A la luz de los datos expresados por la APES en el Día de la Libertad de Prensa y por la vivencia propia, con relación a la presión política sobre comunicadores y periodistas, medios y empresas mediáticas, puedo decir que nunca estuvimos tan cerca de comenzar a retroceder como ahora.

publicidad

Las fuerzas políticas no se agradan con un ambiente que no dominan, porque según ellos la historia les da ese derecho, porque los partidos se han creado para dominar, para dividirse un botín llamado Estado y ahora que el pueblo libre reclama y exige transparencia, austeridad, vencer la impunidad y ahora que muchos funcionarios están siendo juzgados y evidenciados en sus malos procederes, hay que eliminar al mensajero, al que está “abriendo ojos” y “abriendo oídos” para que más ciudadanos exijan lo que les corresponde dentro de la democracia.

Nunca antes como ahora, las instituciones de gobierno están presionando y los intereses más grandes del país están presionando, los afectados con alcanzar un país de más derechos, de más respeto a la persona y de más responsabilidad en la administración pública están presionando para que sus feudos estén tranquilos, que no se les cuestione, que no se les evidencie y reclaman que hasta se les debe ayuda a consolidarse más.


El país está en riesgo no solo en la medida en la que no puede pagar sus deudas o enfrentar sus retos económicos, el país está en riesgo en la medida que sus ciudadanos corren el riesgo de volverse esclavos, de perder la libertad, de tener cerrados los espacios de comunicación y de encuentro común para la reflexión, estamos en riesgo en la medida que los medios de comunicación, prensa, radio y televisión, internet, redes sociales prefieran ser cómplices de la mentira que abanderados de la verdad; en la medida en que los atractivos dólares sean más importantes que la verdad y que la justicia.

Debemos preocuparnos no por salvar uno u otro medio, uno u otro periodista o comunicador, sino la libertad de expresarse; no se trata de medios afines o no afines a alguien, se trata de personas con capacidad de escoger, de pensar, de definir y de disentir; de aclarar y pedir aclaraciones, de una sociedad enterada de sus derechos y obligaciones; una sociedad que pueda confiar no solo en sus medios, sino en su derecho a ser escuchado y a emitir opinión. Debemos preocuparnos porque ningún espacio sea cerrado, que ninguna trinchera ciudadana sea afectada en el derecho de expresar ideas propias o de otros.

Salvadoreño mira tu alrededor y recuerda que lo que tenemos y lo que vemos es producto de un pasado lleno de odio, rencor, guerra, sangre y división; un pasado marcado por la impunidad, la oscuridad y la corrupción; un pasado donde el Gobierno reprimió con bota y metralla, que mató personas por expresarse; un país donde se mataron hombres y mujeres de fe por ideología y fanatismo; un pasado sin prensa y medios libres, murió mucha gente, sufrió mucha gente para llegar a donde estamos, ¿ahora lo vamos a perder? ¿Volveremos a esa represión en afán del poder político? ¿Estás dispuesto a morir en vida? Porque eso es lo que le pasa a un pueblo que pierde su libertad, piénsalo, reclama y actúa, no es por los medios es por ti. …

¡S.O.S. por la prensa en libertad!




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.