Editorial & Opinion

Llamado urgente al Tribunal Supremo Electoral

martes 24, febrero 2015 - 5:37 pm

Está bien sabido que respecto al voto cruzado, muchísimos ciudadanos, sobre todo del interior del país y zonas rurales, no han entendido a cabalidad esta nueva forma de emitir el sufragio para elegir diputados, lo cual podría resultar en muchos votos nulos que contraríen la voluntad de los electores. Este problema, en gran parte deriva de dos situaciones muy claras: la tardía orientación al electorado por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la poca colaboración de los partidos en contienda, que hacen  énfasis en votar únicamente por la bandera de cada instituto político, dejando en olvido la opción de votar por rostros, que permitiría, por primera vez, de que a la Asamblea Legislativa lleguen los mejores ciudadanos a ocupar curules con auténticas iniciativas de ley  que nos conduzan al bien común, a la atracción de inversiones y al logro efectivo de la seguridad jurídica, aspectos cruciales  que tanto se anhelan obtener en estos momentos de crisis tanto económica, como de inseguridad en todos los niveles de la actividad nacional, que ya adquiere caracteres alarmantes, como es el caso de una extorsión que ronda la bicoca de cincuenta millones de dólares, según datos del Fiscal General de la República.

Ante la incertidumbre para elegir diputados por la modalidad de marcar rostros, me dirijo con carácter urgente, como ciudadano salvadoreño independiente, al ente que constitucionalmenete es responsable que el próximo evento electoral realmente signifique tener expresada en cada urna la voluntad libre y directa de todo el cuerpo electoral de El Salvador, constituido por las y los ciudadanos aptos para emitir el sufragio, ordenando, en primer lugar, la pronta impresión de rótulos con letras y gráficas visibles, de cómo son las formas distintas de emitir el voto, que deben ser colocados en lugares de acceso fácil a su lectura, en cada centro de votación habilitado al efecto y que, además, hayan dos o tres personas que en forma rotativa estén en dicho sitio, apoyándose con los rótulos en comento, para explicar verbalmente esas formas diversas de votar a los electores que lleguen a solicitar esa importante información, pero que sean personas directamente contratadas o pertenecientes al TSE y no elementos de partido alguno (como vigilantes o afiliados), para que esta experiencia del voto cruzado tenga el éxito que todos esperamos.

La tarea al parecer fácil para quienes entendemos el proceso, se vuelve harto difícil para amas de casa, agricultores, personas analfabetas, jóvenes que tendrán su primera experiencia como votantes, los ancianos (por el desgaste natural de sus capacidades debido a la edad), etc. Asimismo, sería oportuno señalar en otro rótulo, el número de diputados que tendrá cada Departamento del territorio, así, por ejemplo, en cuanto a los municipios de San Salvador, debe estar claro que el elector sólo podrá marcar por rostros hasta 24 rostros, no más. El número  de diputados por departamento varía, como ya es también sabido y así deben ser impresos los rótulos que propongo. Todo sea por la nitidez de estas elecciones y porque,  con este  modo de orientar, estaremos garantizando la pureza del voto, tal y como lo ordena la Constitución de la República y la sabia disposición de la honorable Sala de lo Constitucional.

publicidad

Por supuesto, si alguien vota por toda la plancha de candidatos de un partido, marcará la bandera del mismo y punto. Pero si no desea votar por todos, marcará esa bandera y algunos rostros de  esos candidatos.  Pero podría darse el caso, que otro, simpatizante de los partidos  A, B y  C, en este caso no marcará ninguna bandera de esos tres partidos, pero podrá marcar los rostros de algunos de los candidatos de esos institutos, pero sin pasarse de 24 que corresponde al número de diputados por elegirse en el Departamento de San Salvador. Ejemplo: puede marcar ocho rostros de cada partido, y siendo tres, hacen el número válido; o hacer otras sumas (10, 8 y 6; u otra aritmética), favorecerá siempre a los tres, pero sin  sobrepasarse de los 24 que señala el Código Electoral. Pero también puede darse la situación de otro más, que no tiene predilección por ninguno de los partidos participantes, pero le simpatiza el único candidato no partidario que se tiene en el Departamento de San Salvador. En este caso, no podrá marcar ninguna bandera partidista, ni rostros de candidatos propuestos por partidos. Únicamente marcará el rostro del candidato no partidario y punto.

Otra opción podría ser  que a alguien le simpatizan dos candidatas del partido F, tres de A, tres de C y una del D, este ciudadano no marcará bandera alguna, sólo los nueve rostros de dichas candidatas. Y podríamos seguir planteando sumas posibles para votar. Ojalá que el TSE considere esta sana propuesta que, por cálculos previos, es posible efectuarla en la práctica.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.