Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Lo que hizo Armando en la vida, tiene su eco en la eternidad

Sherman Calvo / Publicista

viernes 20, octubre 2017 - 12:00 am

Con profundo dolor, el pasado 9 de octubre en horas de la madrugada, recibí la infausta noticia de la muerte de un gran  amigo, el Dr. Armando Calderón Sol. Aunque es inevitable sentir tristeza, también será inevitable sentir alegría, seguridad y devoción, ya que el cielo se viste de fiesta, hay gozo porque algunos hermanos de su lucha nacionalista le esperan para brillar juntos sobre El Salvador, mientras los que nos quedamos, aguardamos el momento de volvernos a encontrar en la eternidad, donde ya está gozando de esa paz eterna nuestro querido Armando.

He tenido la oportunidad y el honor de servir a Dios y a mi país desde diferentes cargos empresariales, gremiales y políticos, en más de una ocasión. La primera vez, hace 37 años, siendo muy joven y en circunstancias muy difíciles para la patria. Fue en esa época tan difícil que conocí a Armando. Pero trabajé directamente con él, cuando me uní a su equipo de campaña política, cosa que  no dudé ni un segundo, aún cuando las encuestas no le favorecían; por el contrario, estaba más de 30 puntos porcentuales por debajo de su adversario. Sin embargo, Armando fue el líder capaz de inspirar a su equipo, de entusiasmarnos a todos, de unirnos y motivarnos para trabajar muy duro, dando lo mejor de cada quien para cambiar las estadísticas y remontar. En ese esfuerzo, siempre íbamos más allá de los límites sin sentir cansancio.

Bajo el lema de campaña “Pongamos a Calderón Sol en la Alcaldía de San Salvador”, ganamos las elecciones de 1988… tres años después, gracias al éxito de su gestión como alcalde de San Salvador, el llamado a la continuidad en la silla edilicia tuvo un ligero giro: “Sigamos con Calderón Sol en la Alcaldía de San Salvador” y se logró. En el año 1993, Armando toma la decisión de ir por la Presidencia de la República con su compañero de fórmula, Dr. Enrique Borgo Bustamante, y se gana en la primera vuelta, obligándonos a ratificar su triunfo en una segunda vuelta con una abrumadora mayoría. Durante no ocupó la presidencia de la República, Armando era un nacionalista que siempre pensaba en función de los principios y la ideología de ARENA. Pero a partir de ser presidente, se convirtió en un verdadero estadista, en un  presidente que pensaba en función del país y en las grandes necesidades de los salvadoreños.

publicidad

Querido Armando, de ti aprendí mucho de lo que es ser humano, y de lo que se logra con persistencia, decisión,  esfuerzo y las ganas de salir adelante. Armando, nunca te vi como un héroe, te veía como alguien real que cumplías lo que te proponías y te comprometías hasta el último de tus instantes, como lo hiciste, siendo un hombre católico, en la hora de tu muerte. Honesto, sencillo, “familiero”, trabajador, conciliador  y recto, palabras que se quedan cortas para definirte, porque no creo alcancen  para describir a tan buen ejemplo de ser humano, bromista de toda la vida y al mismo tiempo, crítico en reflexión pero jamás juez  de tus semejantes colaboradores, siempre dispuesto a  apoyar  sin pedir mérito o recompensa.

Las familias Calderón Aguirre y Calderón Sol,  han agradecido las miles de expresiones de condolencias que han recibido desde el fallecimiento de Armando, un gran hombre; hijo, hermano, esposo, padre y abuelo, pero sobre todo, a un amante de la libertad, de su partido Arena y de su patria El Salvador.

Mi más sentido pésame querida Ely y apreciados Luis Armando, Gerardo José y Marco Antonio, extensivo a toda la familia doliente, tengan siempre presente que: “Las almas que se aman, no tienen olvido, no tienen ausencia, no tienen adiós”. ¡Hasta pronto querido amigo Armando!



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.