Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Los factores que gatillan las dinámicas políticas

Roberto Cañas López/Académico, firmante de los Acuerdos de Paz

Miércoles 10, Febrero 2016 - 12:00 am

En política se sabe cómo comienzan las dinámicas, pero no se puede conocer a priori cómo se van a desarrollar, ni cómo será el comportamiento de los actores, ni cuándo terminarán. Por eso no es una ciencia exacta como la matemática.

En El Salvador los primeros 10 días de febrero han sido suficientes para tener un panal alborotado. El vídeo del hijo del fallecido expresidente, Francisco Flores fue el iniciador de un estallido político cuando lanzó duras críticas contra ARENA y acusó a sus dirigentes de abandonar a su padre y reveló además que los destinatarios del dinero donado por Taiwán “siempre han estado en ARENA”.

Los dirigentes del principal partido de oposición, ante los señalamientos del hijo del expresidente, le dieron una nueva dinámica a los acontecimientos al declarar: “Nosotros nunca dijimos que ese dinero ($10 millones provenientes de China-Taiwán) no llegó al partido. Ese dinero llegó a las cuentas de ARENA”. “Todos sabemos en aquel momento quiénes eran los responsables de la campaña” haciendo alusión a la campaña presidencial de Elías Antonio Saca.

publicidad

El miércoles 3 de febrero ante la noticia de una propuesta de reformas al Sistema  de Pensiones del gobierno, aparecen en periódicos matutinos falsas portadas que anuncian “El Robo del Siglo”; se publican sin indicar que se trata de un campo pagado y sin la firma correspondiente, tensionando todavía más el ambiente político.

Pero la caldera del diablo hirvió el viernes 5 del presente mes cuando autoridades policiales capturaron cuatro militares reclamados por la Audiencia Nacional de España por su participación en el asesinato de los padres jesuitas.


Si alguien pensó, que por el hecho de que las capturas se hicieran viernes en la noche el impacto político sería menor, se equivocó totalmente. A partir de ese momento: El Salvador arde.

Los partidos de la derecha firmaron un desacostumbrado comunicado conjunto, los militares reclamados por la justicia española y sus familiares han hecho comentarios subidos de tono que elevan la temperatura política, llevando la situación a un sobrecalentamiento.

Todo parece que se está calmando, después de una reunión de urgencia del presidente de la República con los líderes de los partidos políticos, con el fin de abordar el tema de las capturas. A la salida de la reunión Jorge Velado expresó: “Estamos satisfechos con la posición que nos ha presentado en este momento el presidente, que están de acuerdo en que este país debe ver hacia adelante y no exista nada que vaya en contra del espíritu de los Acuerdos de Paz”. Velado dijo que será la Corte Suprema de Justicia la que decidirá si extraditar o no a los militares.

El espíritu y la letra de los Acuerdos de Paz están en el Informe de la Comisión de la Verdad. Estar de acuerdo con los Acuerdos de Paz, hay que repetirlo, es aceptar las conclusiones del caso ilustrativo: El asesinato de los sacerdotes jesuitas de la Comisión de la Verdad. Lo demás es retórica vacía.

El país necesita con urgencia salir del empantanamiento político en que se encuentra. El sistema político nacional está paralizado por una confrontación que nos autodestruirá.

Ya es tiempo que los dirigentes políticos se pongan a la altura de las circunstancias. Hablar, dialogar, hacer declaraciones, escribir comunicados, hay que decirlo con toda claridad, no sirven de nada, si a continuación no se establecen mecanismos concretos para la búsqueda de compromisos, pactos y acuerdos que saquen al país del atolladero.

En la lista de las dinámicas políticas que le dan fuerza centrífuga a la coyuntura  están las investigaciones acerca de la tregua entre pandillas, las pesquisas acerca del enriquecimiento ilícito de exgobernantes y el ciber/escándalo. Pregunta: ¿Vamos a esperar a que las fuerzas políticas se desbaraten o construiremos la unidad del país a partir de los intereses superiores de la nación? Allí está el dilema.

Hay que encaminarse sin vacilaciones a buscar la paz social y eso significa empezar por lo procedimental: Tener una agenda consensuada de Nación y un calendario para llegar a los acuerdos en el tiempo más corto posible, que nos permitan sacar adelante al país.

Los ciudadanos están podridos de tanta confrontación, de una sociedad bestializada y de políticos que tienen una enorme capacidad de enredarse y hacer todo mal. La alternativa a un buen acuerdo negociado es la pérdida de legitimidad y representatividad del bipartidismo polarizante. Ciudadano: ¿Cuál es tu opción?




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

El poder de los poderes

Los magistrados de la Sala hacen lo que les corresponde por mandato constitucional: conocer y resolv...

MÁS INFORMACIÓN
Realidad Nacional: Agosto 2016

Toca despedir un agitado mes, donde identificar los principales acontecimientos es una cuestión fundamental para caracterizar …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.