Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Los muros caen lentamente

Fidel López Eguizábal / Docente Investigador Universidad Francisco Gavidia flopez@ufg.edu.sv

viernes 16, junio 2017 - 12:00 am

Los muros caen lentamente y se demuestra que nada es eterno. Hasta en la Biblia se leen historias de imperios que claudicaron. Cuando se visita el edificio de Villa Fermina en la Universidad Tecnológica de El Salvador se observa una foto grande en donde unos jóvenes alemanes están derribando el muro de Berlín, uno de ellos tiene empuñado un mazo, su rostro refleja satisfacción de estar derribando ese muro que dividió por tanto tiempo a las dos alemanias durante la Guerra Fría. Ilógico es ver en la actualidad a los dos Koreas divididas, en el rostro se les nota que son hermanos de la misma sangre. Y, así muchos ejemplos.

Si no existiesen las ideologías, los muros desaparecieran; sin embargo, en la historia siempre la sociedad, los gobernantes han construido muros, algunos para evitar invasiones y otras por cuestiones ideológicas. Los chinos creyeron que su muralla sería eterna y no fue así.

Fotos impactantes se observan de muchos sirios que quedan con los deseos de cruzar fronteras, los alambrados y muchos policías les impiden cumplir ese sueño. Miles de africanos desean llegar a las costas españolas y otros países. Algunos países abren sus fronteras, otros por tener odios raciales, políticos y de otro tipo les cierran las puertas. Las políticas migratorias han ido cambiando, véase el ejemplo de países europeos en donde están recibiendo a refugiados, los cuales no eran bienvenidos por cuestiones ideológicas y racistas. El antropólogo Ruben Andersson mencionó: “Estas cercas no están resolviendo nada…los números no están bajando. La gente encontrará una forma”.

publicidad

Con respecto a los muros ideológicos en América Latina, los gobernantes han colocado muros que han dividido sociedades; han aniquilado a muchas personas, los gobiernos han asesinado a disidentes, los militares han torturado, desaparecido y asesinado a todo aquel que piense diferente al gobierno en turno, Pinochet, Ríos Montt, Maximiliano Hernández Martínez, etc., son ejemplo de esa barbarie. En Venezuela el muro ideológico y represivo continúa desangrando al pueblo, ellos anhelan vivir democráticamente.

Cuba es otro ejemplo, sus ciudadanos ven un muro inmenso e indestructible, el que les impide tener elecciones libres y candidatos que ellos deseen. Es cierto que ese sistema tiene sus ventajas y desventajas; sin embargo, la mayoría desearía tener libertad de expresión y un mejor nivel de vida. ¿Por qué razón entonces siguen huyendo de esa isla? No hay mal que sea eterno dice el dicho.


El tuitero cubano Cristian Crespo publica constantemente lo que está sucediendo en Venezuela y Cuba. twitter.com/cristiancrespoj. La barbarie se refleja en las marchas que Maduro opaca con represión y muerte a los disidentes. Es un muro bastante complejo el que tiene en zozobra a estos dos países ¿Hasta cuándo podrán vivir sin represalias y democráticamente?

En Venezuela, Brasil, Argentina, Bolivia y otros países latinoamericanos en donde ha gobernado la ideología izquierdista, se ha ido disipando lentamente el muro del Socialismo del Siglo XXI. Poco a poco la izquierda ha ido perdiendo fuerza. Se espera las cosas cambien. Una democracia pura permite transiciones con elecciones libres. No es correcto tener a dictadores o gobiernos que deseen quedarse anclados de por vida en el poder. Nicolás Maduro llegó al poder a través del voto, pero se ha convertido en un dictador.

En la frontera entre México y Estados Unidos, está una de las murallas polémicas antimigrantes. Donald Trump llegó al poder con la consigna de levantar un muro y no le ha sido fácil. Y si lo llegase a construir, no hay duda que, siempre habrá alguien cruzándose la cerca.

En El Salvador tenemos muros y el principal es el muro de la violencia e inseguridad. Fue duro terminar el conflicto armado, y desde 1992 luchamos por tener a una sociedad unida, pero eso se nota que es difícil pero no imposible. Todos anhelamos vivir en paz y cruzar colonias sin muro alguno. No es fácil encontrar a las pandillas que se han apoderado de casi todo el país.

Cada nación ha ido eliminado los muros, ha construido a través de la democracia una sociedad equilibrada, justa e inclusiva. Los salvadoreños tenemos que eliminar la maldad que acompaña a los antisociales. No es fácil si no se tienen leyes que busquen combatir la corrupción y otros males. Se debe eliminar las corruptelas de los funcionarios y es conveniente buscar un consenso entre los que llevan el control del país para vivir sin ataduras. ¡Dios escuche nuestro clamor!




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.