Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Los que lucharon por un cambio en El Salvador

Fidel López Eguizábal / Docente Investigador Universidad Francisco Gavidia flopez@ufg.edu.sv

Sábado 22, Abril 2017 - 12:00 am

En cada región, país o ciudad siempre habrá un ser humano que luche principalmente porque se cumplan los derechos humanos; empero, se debe analizar el contexto de la lucha y los motivos que la generan. En El Salvador tuvimos una guerra fratricida, actualmente estamos moldeando una democracia joven y, se necesita mucho por avanzar.

Los que se proclamaron por un mejor país, siempre encontrarán murallas, siempre encontrarán un gobierno u otras personas que no estarán de acuerdo con sus ideales. La juventud que es mayoría en El Salvador, tiene que aprender de la historia, tiene que aprender los motivos por los que se desató una guerra en los años ochenta. Quizá, alguien conozca a un excombatiente del FMLN, pregúntele por qué razón tomaron las armas y se fueron a las montañas. Lucha que no fue solo de una clase social, también los intelectuales tuvieron sueños y empuñaron un fúsil ¿Esa guerra fue la solución a los problemas? ¿Las personas por las que lucharon viven actualmente mejor que antes? ¿Se denota el progreso de todos los salvadoreños? ¿Disfrutamos de paz actualmente?

Los intelectuales que buscaban no solo a través de un discurso o a través de las letras, también enarbolaron vientos de cambio.

publicidad

¿Qué ha pasado actualmente con los que combatieron por un mejor país? Un día soñaron con ver a un pueblo lleno de paz y progreso. Cada familia es un mundo y cada quien sabe que en este país la vida no es fácil.

Es un tema complejo analizar si esa guerra fue la solución a tantos problemas que nos agobiaban; sin embargo, en tiempos de guerra, el poeta, escritor, escultor, pintor  o vocero de la verdad fue exiliado antes que una bala le callara por siempre. El obrero, la maquilera, el estudiante, el agricultor, el comerciante, el profesional, el empresario, todos, deseamos vivir en paz. Para ello, algunos países, así como el nuestro, tuvieron que derramar sangre para cambiar algunas cosas.


El guerrillero que quedó mutilado y ahora ha callado, ya no vocifera con pecho enardecido que luchó por el país, que se fue a las montañas por un mejor El Salvador. El mismo Presidente de El Salvador, diputados y los que fueron comandantes del FMLN, ahora están sentados en algún lugar disfrutando de las mieles del poder. Se han olvidado del que un día apretó fielmente en sus manos un fusil con la única misión de un cambio en la sociedad.

El pueblo salvadoreño no es ingenuo, todos sabemos que los que un día se fueron a las montañas, ahora están bien. La pobreza siempre se evidencia en el país. Quizá, algunas cosas cambiaron, pero hace falta mucho para ver a un pueblo con las mismas oportunidades. Se sabe que actualmente emigran muchos salvadoreños a diario. Personas se marchan por la inseguridad y falta de oportunidades.

¿Está El Salvador viviendo su esperada primavera? Pobres aquellos como Daniel Hernández, el sindicalista, el que luchó por tener una mejor vida. Ahora yace en un cementerio. Tal vez algún exguerrillero o compañero de lucha le recordará. Así murieron muchos esperando un festival por el buen vivir; esperando un sol que les dijera que están mejor que antes.

Los que están mejor son aquellos que se aprovecharon de los erarios del pueblo. Así como ellos, también están los que lidian con ideales políticos y enarbolan que luchan por un mejor país. Ahora disfrutan en sus mansiones y se olvidaron del pueblo.

Se aproximan dos elecciones, los políticos estarán prestos para decir elocuentemente mensajes de paz, de progreso. Todos esperamos ver un país diferente y los que luchan por El Salvador, se espera, no sean lobos disfrazados. Siempre habrá, no importa la ideología política, alguien que luche por un mejor país. “No soy un libertador, los libertadores no existen, son los pueblos los que se liberan a sí mismos”. Ernesto Guevara.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.