Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Los tres años de gobierno de Sánchez Cerén

Luis Guillermo Wellman Carpio / Abogado y Notario

miércoles 7, junio 2017 - 12:00 am

Para hablar de los tres años de este gobierno, es necesario señalar las características que lo distinguen. Primero: es un gobierno sin presidente, él nunca se encuentra en los momentos que se hace necesaria su presencia, él siempre está ausente, ya sea por enfermedad o simplemente porque no le interesa estar en los momentos más cruciales y difíciles del país.

Segundo: es un gobierno irresponsable, por primera vez en la historia de este país, se cayó en impago, y el presidente ni se inmutó, le echa la culpa a la Oposición, como si ésta fuera la que gobierna.

Tercero: es un gobierno que castiga a la Nación; y  se dice que gobierna para el pueblo, pero es el que con más impuestos ha sido gravado.

publicidad

Cuarto: es un gobierno poco transparente, que protege a los corruptos dándoles inmunidad diplomática; que oculta evidencias cuando sus funcionarios cometen delitos, que no da información de sus gastos, no informa de las contrataciones de nuevas plazas.

Quinto: es un gobierno despilfarrador, gasta en propaganda innecesaria, en festivales sabatinos que solo sirven para la promoción populista electorera del partido que representa, construcción de obras públicas que no mejoran en nada la infraestructura del país, pero sí levantan el ego de algún futuro candidato presidencial.


Sexto: es un gobierno mentiroso y abusivo, que presenta presupuestos desfinanciados, que dice que no tiene para pagar cuando en realidad sí tiene, que abusa queriendo quedarse con los ahorros de los trabajadores, que miente cuando dice que todo lo malo es por culpa de los años de gobierno cuando gobernaba la Oposición, y se le olvida que a la oposición le tocó reconstruir todo lo que destruyeron en el país.

Séptimo: es un gobierno llorón, que promueve el odio y el resentimiento en nuestro país; ya que todo lo malo que sucede es culpa de ARENA, de los ricos que no dejan nada para los pobres, y se olvidan que los ricos de ahora son todos esos funcionarios corruptos que cobija el actual gobierno.

Octavo: esto es lo más delicado, el tema de la seguridad; de esto, el gobierno se ha olvidado totalmente; según el Ejecutivo, “el buen vivir” no se preocupa  por los más de 15,000 muertos que se han dado en este último año, las más de 3,000 desapariciones de personas, “el buen vivir” no dice nada de que la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada están infiltradas por el crimen organizado; y las autoridades de policía y seguridad siguen como Johnny Walker, siempre tan campantes, dando conferencias de prensa donde solo anuncian su famoso plan “El Salvador Seguro”, mientras a una cuadra de esta conferencia, les están matando a los agentes de la autoridad que les acompañan, puro populismo.

Novena: el colmo, anuncian el buen vivir todos los sábados, y es en esos festivales donde se engaña a la población y les llevan espejitos con los cuales  los entretienen y hacen que se olviden de sus penas por un momento; pero cuando regresan a sus hogares, se encuentran con la triste realidad de que van a seguir pagando más caro el agua, la luz, el gas, el servicio de transporte; la característica principal de este gobierno es que encareció el costo de la vida.

Y Décima: en estos tres años del “buen vivir”, el gobierno lo único que ha hecho es endeudarse más, al grado de tener una deuda como país, casi igual  a la que había cuando ellos como guerrilleros dejaron, cuando destruyeron la Nación allá en los años ochenta; deuda que pagarán las nuevas generaciones. “Qué bonita herencia para nuestros hijos”.

Bueno si esto es lo que caracteriza al gobierno, podríamos decir que no se espera nada nuevo para los próximos dos años que le faltan, en los que van a querer seguir endeudándonos y fomentando el odio de clases, esperemos que esta pesadilla termine con la esperanza de “que no hay mal que dure cien años…”, ya el lector sabe lo que sigue.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.