Cerrar [X]

Editorial

Maduro no quiere solución pacífica

Alvaro Cruz

sábado 13, mayo 2017 - 12:00 am

Los obispos latinoamericanos y los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea coincidieron esta semana en pedir una solución pacífica a la crisis venezolana. Pero más allá de esos llamados, está claro que el régimen de Nicolás Maduro no desea una solución pacífica, sino aplastar a la oposición mayoritaria con la represión y la violencia de los militares y sus milicias paramilitares.

La crisis venezolana tiene una solución fácil: llamar a elecciones libres y bajo observación internacional para que sean sus ciudadanos los que decidan su futuro. Pero el régimen de Maduro, consciente que perderá cualquier comicio libre, ha optado por el garrote y la bravuconería ante su evidente debilidad moral y legal. Lo único que le queda es la fuerza militar, matar opositores, encarcelarlos o inhibirlos políticamente. No hay solución pacífica a la vista.

La liberación de todos los opositores políticos y el respeto a los derechos humanos, las libertades y derechos establecidos en la propia constitución chavista, son esenciales para toda solución. Evidentemente Maduro no desea eso y el círculo de poder alrededor de él tampoco.

publicidad

Tristemente a Venezuela le quedan muy pocas alternativas y como demuestra la historia, toda dictadura termina destrozada por aferrarse al poder y cansar a sus pueblos.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.