Cerrar [X]

Nacionales

Médico salvadoreño hizo primer cirugía en el tálamo con éxito

Yessica Espinoza

Nacionales | Diario El Mundo

Lunes 17, Abril 2017 | 12:00 am

El médico neurólogo Eduardo Lovo muestra el bisturí de rayos gamma usado en Arely Rodríguez. / Wilson Urbina

Un dolor “insoportable” así califica Arely Rodríguez, la sensación al lado izquierdo de su rostro. Este causó un víacrucis en la vida de la joven, quien a sus 17 años tuvo que ser operada por un tumor de mandíbula. El tumor desapareció, pero la intervención le dañó el nervio trigémino causándole los dolores permanentes en el rostro.

“Dejé de estudiar, culpaba a mi enfermedad, se me vino el mundo abajo. Ya no pude seguir, me puse mal. Me dieron mucho medicamentos. Tomaba ocho pastillas en la mañana y ocho en la noche”, relata la joven.

publicidad

Arely consultó a una infinidad de médicos para saber a qué debía su dolor, pero nadie le dio un diagnóstico certero. Nadie sabía el origen del dolor. Ella siguió depositando su confianza en los médicos y por eso fue operada ocho veces. Lo único que logró fue calmar el dolor por dos horas.  “Mi dolor era todos los días”, enfatiza tras revelar que en muchas ocasiones le inyectaron morfina para disminuir ese “terrible dolor”.

Su esperanza la llevó al Centro Internacional de Cáncer (CIC), donde le detectaron que el dolor se debía al daño en un nervio del rostro, a raíz de una operación de tumor que se había realizado en el año 2013.

La joven fue atendida por el neurocirujano Eduardo Lovo, quién es el primer  médico en todo el continente americano en realizar una radiocirugía en la parte del cerebro conocida como tálamo: centro de integración y coordinación de sensaciones. “Es una parte donde se integran todas tus sensaciones, por ejemplo, cuando estás escribiendo, estás mandando una información hacia el tálamo, y este integra esas sensaciones para luego enviarlas al cerebro, para que tu sepas de qué se trata la sensación”, explicó Lovo.

Arely tuvo el dolor, después de la cirugía de mandíbula, alrededor de tres años. / Alejandro Pacas.

Dicho procedimiento fue realizado con un bisturí de rayos gamma que realiza cirugías sin necesidad de hacer incisiones o heridas en la cabeza, no requiere anestesia, no se asocia al dolor y es totalmente ambulatorio, según Lovo. Este equipo de alta tecnología fue comprado a China en el año 2013, por un monto de $2.8 millones y comenzó a funcionar un año después. Desde entonces se han realizado más de 245 radiocirugías, pero por primera vez y con resultado éxitoso, en el tálamo.

“Lo que hicimos fue un tratamiento más arriba (más profundo) del cerebro, en el tálamo, área más sensible y delicada del cerebro, es la que controla las sensaciones”, explicó Lovo a Diario El Mundo.

La operación tuvo lugar en el mes de noviembre del año pasado y fue “existosa”. Según el galeno, la radiocirugía provocó una lesión en el tálamo, la cual eliminó la sensación de dolor que atormentaba a Arely. “Tu puedes seguir teniendo dolor  pero el cerebro ya no lo registra, entonces ella sigue teniendo la lesión del nervio trigémino pero ya no siente dolor”, aseguró el neurocirujano.

El sufrimiento de Arely, aparentemente interminable, llegó a su final. “Gracias a Dios ya no estoy con ningún medicamento, he logrado cambiar mi estilo de vida”, expresó la joven a Diario El Mundo.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons