Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Medida cautelar SITRAMSS y movilidad sostenible

Mario Callejas / Colaborador @callejas459

miércoles 10, mayo 2017 - 12:00 am

La mayor parte del espacio vital de la calle ha sido utilizada para la movilidad motorizada, especialmente el vehículo particular, el vehículo privado NO es el único medio para transportarse, solo el 23 % de la población posee uno y éste ocupa el 80 % del espacio vital de la calle, marginando al 77 % de la población que usa el transporte público, camina o usa la bicicleta en apenas un 20 % del espacio restante, solo el 2 % del parque vehicular son autobuses (la mayoría en mal estado, causantes del 50% de la contaminación del aire en la capital) para trasladar la mayor parte de la población ¿es esto democrático?

Debemos a enfocarnos a mover personas, no vehículos, éstos ocupan demasiado espacio por persona transportada; en el espacio que usan dos vehículos que en su máxima capacidad serian 10 personas (cinco por vehículo), cabrían cómodamente sentadas 60 personas en un autobús; un carril de 3.5m apenas transporta a 2,000 vehículos por hora que en su gran mayoría solo transporta a una persona, mientras que un carril segregado BRT logra transportar hasta 20,000 personas, y una ciclo ruta a 14 mil ciclistas, usando el mismo espacio, claro lastimosamente el Sitramss aún no esta implementado al 100 % ya que solo transporta 45,000 personas al día, aún así comparando con los 505,274 vehículos que transitan por el Bulevar del Ejército, es un buen número de ellas las que se desplazan de manera más rápida y segura por BRT, sin olvidar que la capacidad está destinada para 430,000 personas de la cuenca oriente de la capital y 630,000 personas para una posible segunda fase.

Este tipo de medidas cautelares es un grave retroceso a la movilidad sustentable ya que éstas pueden llegar a ser parte a la solución al tráfico, contaminación, accesibilidad universal en las vías y ordenamiento al pésimo sistema de transporte público que poseemos y que la mayor parte de la población hacemos uso; nadie saldría beneficiado, las personas que antes tardaban 15 minutos en su recorrido ahora tardarán mucho más, al igual que los que hacen uso del vehículo privado.

publicidad

¿Usted cree que abriendo los carriles segregados se terminaría el tráfico donde se ubica el BRT?

Me lamenta informarles que no, se pudo constatar el primer día después de la resolución de la Sala; el tráfico es como el gas, se acopla al espacio existente, sin olvidar que el vehículo ocupa demasiado espacio por personas transportadas, sin importar qué tan anchas hagan las vías, siempre existirá tráfico. Existe el dicho: constrúyelo y vendrán, pues si se abre o construye para el vehículo eso obtendremos, no olvidemos que solo una pequeña parte de la población posee uno y el 77 % restante es posible usuario de vehículo particular, no podemos curar la obesidad soltándonos el cinturón; en todo caso, no es posible seguir dándole más espacio a un modo de transporte ineficiente y darle la espalda a la modernidad y a la movilidad sostenible.


Es comprensible que muchas personas usen el vehículo particular debido al pésimo transporte publico que tenemos, o que algunos lo usen por motivos de trabajo o transporte de mercadería, este tipo de transporte sostenible o BRT, trata de eso, mejorar la calidad del servicio actual, transportar a más personas, quitarle un poco al 80 % del espacio vial que usa el carro y dárselo a las personas, ir cambiando poco a poco nuestra manera de desplazarnos, no es posible trasladarse usando y privatizando gran parte del espacio vial en hora pico, estacionar el vehículo ocho horas laborales y volverlo a usar en hora pico, este tipo de infraestructura incluso vendría a beneficiar a quienes usan su automóvil por motivos de trabajo, ya que el tráfico se vería disminuido, ya que aquellas personas que antes usaban su carro para desplazarse, verían con conveniencia desplazarse en BRT, dejando más libres las calles.

Aunque se hable de medidas de hoy no circula, o de horarios escalonados, difícilmente la situación del tráfico cambiará si no invertimos en soluciones de movilidad sostenible (BRT, tren de cercanías, ciclo rutas); si seguimos invirtiendo en el automóvil (para muchos el todopoderoso símbolo de modernidad) seguiremos obteniendo tráfico, cualquier medida hacia este modo de transporte esta destinada a fracasar.

En necesario cambiar nuestra forma de desplazarnos de manera radical, sostenible con el medio ambiente y la ciudad, democratizar el espacio vial con una mayor inversión en transporte público, ciclo rutas y accesibilidad peatonal, ir dejando el automóvil a un lado, caminar y usar más la bicicleta; claro esto sucederá si existe la infraestructura adecuada para ello.  Al implementar estas alternativas de movilidad y hagamos uso de éstas, seguramente el tráfico mejorará notablemente y no solamente eso, la mayor parte de la población gozará  de mejor salud, menos estrés, mejor calidad de aire, mayor seguridad vial y sobre todo la recuperación y humanización de espacios públicos que tanto nos hacen falta.

¡Queremos ciudades sostenibles, seguras, accesibles y humanas!




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Innovación: una oportunidad para la mejora regulatoria

La regulación es necesaria en un estado de derecho, pues mediante ésta se protegen aspectos sociales, …

MÁS INFORMACIÓN
Presupuesto 2018 a cambio de pacto de transición

Todo anda mal si en reuniones privadas, se busca llegar a acuerdos que después se aprobarán durant...

MÁS INFORMACIÓN
Educarse o morir

Me dolía mi país natal, El Salvador: 50 años de dictadura militar, luego 12 años de …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.