Cerrar [X]

Editorial & Opinion

México y su perseverante democracia

Eugenio Chicas / Diputado del FMLN al Parlacen

martes 3, julio 2018 - 12:00 am

Cada nueva misión de observación electoral internacional es una oportunidad para conocer los nuevos retos que enfrenta la evolución democrática de nuestra América y del esfuerzo de las instituciones por acercarse a la perfección de las normativas legales, procedimientos y tecnologías apropiadas, siempre con el supremo objetivo de cumplir con los principios y valores democráticos trazados por cada sociedad. Por supuesto, los avances que va alcanzando cada comunidad han sido producto de crisis políticas, conflictos bélicos en algunos casos o rupturas democráticas en otros, mecanismos de presión que al final han derivado en reformas políticas, electorales y sociales que perfilan el rumbo de cada sociedad.

Para este acompañamiento al proceso electoral en México debo agradecer a IFES (International Foundation for Electoral Systems) por invitarme a formar parte de su misión técnica. Esta prestigiosa institución sin fines de lucro, con gran experiencia en materia electoral, ha colaborado por más de 30 años con expertos electorales en 135 países con sistemas democráticos diversos.

Nuestra misión estuvo liderada por el Sr. Armand Peschard, analista investigador experto en asuntos internacionales, la Sra. Margarita Seminario, directora regional de IFES para las Américas, especialista en democracia y gobierno y este servidor, para quien es gratificante que la experiencia democrática y electoral de nuestro país sea tomada en cuenta por la comunidad internacional. Quienes tengan interés pueden conocer el informe completo en el sitio web de la institución.

publicidad

México desde 1977 inició un largo proceso de reformas que abarcan desde reglas para el registro de partidos políticos, nuevas condiciones de competencia electoral, normas para el financiamiento de partidos y campañas, condiciones de acceso a los medios de comunicación durante las campañas; hasta la conformación y atribuciones de sus autoridades electorales. La última reforma de 31 artículos constitucionales y la aprobación de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales vieron la luz en 2014 bajo el consenso con los partidos políticos representados en el Congreso.

Al amparo de esta reforma se creó el Instituto Nacional Electoral (INE), entidad con nuevas responsabilidades sobre los procesos federales y locales; abrió la posibilidad de gobiernos de coalición, reconoció las candidaturas independientes, validó la reelección consecutiva de manera limitada para ciertos cargos públicos, aumentó el umbral de votos de los partidos políticos del 2 % al      3 %, redujo a futuro el periodo de transición presidencial de cinco a tres meses y estableció causales de nulidad de una elección por exceder el gasto de campaña bajo determinados parámetros.


Con la reforma el INE puede nombrar y remover a los consejeros de los organismos electorales de cada Estado, vigila el cumplimiento de la paridad de género en la postulación de candidaturas; y le otorgó mayor capacidad de fiscalización en materia de control del financiamiento y gastos de campaña electoral.

Esta institución hoy cuenta con un moderno sistema público de contabilidad en línea –cualquiera puede acceder– que abarca el seguimiento de los gastos de campaña, incluyendo a los proveedores que deben ser rigurosamente registrados; control de cuentas bancarias, de facturación electrónica, de ingresos o especies provenientes del financiamiento público y privado. Todo ingreso mayor de $350 debe respaldarse por una traza bancaria que compruebe el depósito e identidad del donante. La cooperación para este control involucra: al Servicio de Administración Tributaria, la Unidad de Inteligencia Financiera, el Consejo Nacional de Banca y Valores y el Banco de México.

No olvidemos que los partidos políticos en México son los mejor financiados del mundo con recursos gubernamentales, se estima que solo en esta elección recibieron en conjunto unos $600 millones. Valga señalar que no pueden contratar espacios de radio y televisión, para eso el Estado les provee espacios gratuitos para su proselitismo, de acuerdo a una norma y procedimiento.

En este escenario de reformas en la búsqueda de equidad de la contienda, el triunfo de López Obrador es el justo reconocimiento a la persistencia, honradez y tenacidad de un luchador social que supo interpretar y ponerse a la cabeza de las justas aspiraciones de esa sociedad; su victoria genera una gran expectativa para el efectivo combate a la corrupción, la superación de la extrema pobreza y profundas desigualdades, y el exacerbado clima de violencia y criminalidad que solo en esta jornada electoral dejó más de un centenar de asesinatos de precandidatos y candidatos al menos en 19 de los 32 Estados, presuntamente a manos del crimen organizado en su afán de control territorial.

En cuanto al INE, el buen manejo de una elección como ésta, considerada la más compleja de su historia, fortalece aún más su credibilidad para enfrentar denuncias como el ingreso de significativas sumas de dinero sucio en la política, un presunto difícil de controlar en un país con mucha economía informal y un bajo nivel de bancarización. Por supuesto, también enfrenta otros retos logísticos como encontrar, en un territorio tan grande con alta migración interna, una solución para garantizar el derecho al sufragio de miles de ciudadanos que no se encuentran en la circunscripción que les corresponde votar. Felicidades a los mexicanos.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.