Cerrar [X]

Buenos Días

Migración, erosión de nuestro presente y nuestro futuro

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 4, octubre 2016 - 12:00 am

alvaro-rojas1Todas las semanas sé de alguien que se fue o está planeando irse del país. Gente de todos los niveles sociales, desde profesionales exitosos con maestrías, hasta niños que los mandan a traer sus padres con coyotes. Parece una migración interminable de gente. La inmensa mayoría se va a Estados Unidos, pero hay aquellos que se van a Canadá o algún país centroamericano.

Todos coinciden en que se van del país por la violencia, la inseguridad o por razones económicas. Y dicen abiertamente que han perdido la esperanza, que aquí no hay futuro y cosas similares.

Una  conocida me dijo que le daba gracias a Dios por el trabajo que había conseguido su marido en el exterior y que rogaba todos los días que no tenga que volver al país. Me quedé estupefacto de aquello, pero lo entendí  después de su dramática experiencia con la inseguridad.

publicidad

En una de las comunidades más afectadas por la amenaza de las pandillas, una familia entera se arriesgó a irse a Estados Unidos con lo que tenían puesto. Dos mujeres, dos niños. A asumir el riesgo total porque ya no tienen nada que perder aquí.

¿Cómo revertir esa dramática realidad? Tenemos una erosión permanente de nuestro presente y nuestro futuro con la migración interminable de personas. Es una fuga permanente de cerebros, que pueden ser fundamentales en el desarrollo económico y social del país. ¿Cuánto nos va a costar recuperar a esos profesionales que se van? ¿Cómo vamos a reponer esta generación de niños migrantes?


Mientras la clase política sigue peleándose por poder y siga desenfocada en resolver los graves problemas nacionales, uno se queda pensando que la solución de esta realidad es cada vez más lejana y empieza a  entender a tanta gente que ha venido perdiendo la esperanza.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.