Cerrar [X]

Economía

“Minar” bitcoins, el peligroso escape de los venezolanos a la inflación

AFP

jueves 19, octubre 2017 - 1:12 pm

El crecimiento de las transacciones de bitcoins en Venezuela inició en 2014. /AFP

Un edificio de oficinas en Caracas esconde el mismo secreto que muchos otros: en un cuarto trasero, bajo llave, 20 computadoras “minan” bitcoins, actividad prohibida que se populariza como forma de hacer dinero y escapar a la inflación.

En galpones, oficinas y casas, los venezolanos evaden el férreo control cambiario con criptomonedas. Algunos consiguen miles de dólares al mes con decenas de computadoras especiales; otros adaptan su ordenador personal para hacer unos $15 en ese tiempo, 500,000 bolívares en el mercado negro (el salario mínimo es de 325,000).

publicidad

Lea también: ¿Qué es bitcoin y por qué China quiere prohibirlo?

Randy Brito, fundador de BitcoinVenezuela.com, explicó que el crecimiento de estas transacciones en el país empezó en 2014, cuando arreció la crisis económica por la caída de los precios del petróleo, fuente de 96 % de las divisas.


La llamada “minería” consiste en operaciones matemáticas que verifican la validez de transacciones en bitcoins mediante poderosas computadoras. Las máquinas son recompensadas con bitcoins que pueden cambiarse por dólares, otras criptomonedas, giftcards o bolívares.

 

$800
Mensuales
Algunas computadoras pueden genera hasta $800 mensuales “minando” bitcoins.

Verónica, una empleada del edificio que pidió usar un nombre ficticio, dijo a la AFP que su jefe instaló máquinas de bitcoin a principios de 2015, por recomendación del hijo de un socio.

“Hay máquinas que dan $800 al mes (más de 26 millones de bolívares). Estas dan menos porque son viejas. Están encendidas todo el día y cada cierto tiempo a mi jefe le llega un correo diciendo cuánto dinero ha hecho”, relató.

Países como China evalúan prohibir el uso de criptomonedas. /AFP

“Usted recibió 0.00847178 BTC (bitcoins) que valen $35.55”, decía el correo más reciente. Un bitcoin está valorado en $5,615.05.

Tras observar esas ganancias, Verónica entró al mundo de las criptomonedas.

“Compré una máquina, una amiga otra y un muchacho 20. Las instalaremos en casa de una señora. La mía costó 2.280 dólares y produce entre 20 y 25 litecoins -otra criptomoneda- al mes. Cada litecoin se cambia por 46 dólares, son 920 dólares mensuales”, agregó.

Huyendo de la inflación

En Venezuela, las personas se resguardan en bitcoins para protegerse de una inflación que podría rondar el 1,400 % este año, según Ecoanalítica, y de la devaluación del bolívar -de 96 % respecto al dólar-.

“Quien compre bitcoins con bolívares gana valor por el aumento del precio del bitcoin con respecto al dólar, y escapa a la inflación”, dijo Brito a la AFP.

 

$1.1
Millones
En el último mes, Venezuela ha hecho transacciones con bitcoins por $1.1 millones.

Eugenia Alcalá, fundadora de Dash Caracas -organización que educa sobre criptomonedas-, explicó que los venezolanos también las usan para comprar alimentos o medicamentos, en grave escasez.

“Quisiera tener acceso a mercados de otros países”, dijo a la AFP Liliana Carvajal, una administradora de 45 años que recibió una charla de Dash Caracas.

Según el portal LocalBitcoins, en la última semana de septiembre en Venezuela se hicieron transacciones en bitcoins por casi 40,000 millones de bolívares ($1.1 millones).

Brito estima que unos 100,000 venezolanos “están minando”, aunque aclara que es imposible saberlo con exactitud, pues muchos se protegen con servidores de otros países.

“La gente está como loca comprando máquinas. Se compran por internet en China y a veces hay que pagarle a alguien $1,000 para que las compre, porque la página está colapsada”, explicó Verónica.

Cada computadora cuesta entre $1,310 y $2,280. Adquirirlas no es el único obstáculo: “Para que las dejen pasar (en la aduana) hay que pagar al menos $800”, afirmó a la AFP Simón, un empresario de 32 años que las importa.

“Underground”

Al subsidiar la electricidad, explicó el economista Asdrúbal Oliveros, el gobierno socialista de Nicolás Maduro hace “muy rentable ‘producir’ bitcoin”, actividad que consume mucha energía.

En varios países del mundo ya se encuentran cajeros automáticos para criptomonedas. /Archivo DEM

En la oficina de Verónica cuatro aires acondicionados evitan que las máquinas se recalienten. “En electricidad apenas gastamos 15,000 bolívares al mes (menos de $0.50 en el mercado negro)”, indicó.

Agentes del servicio de inteligencia (Sebin), aseguró Simón, visitan casas o edificios en los que el consumo eléctrico se dispara inusitadamente.  “Si encuentran máquinas, detienen a los dueños o los extorsionan”, aseguró.

El abogado Jesús Ollarves aclaró a la AFP que operar criptomonedas no es ilegal en Venezuela; sin embargo, “la policía política (Sebin) detiene a quien lo hace por robo de energía”.

“Mientras no haya regulación, tiene que ser underground, los ‘mineros’ han sido perseguidos”, añadió Alcalá.

Andreas Antonopoulos, empresario experto en bitcoin, comentó a la AFP que las criptomonedas no podrán detenerse en Venezuela porque “ayudan a la gente a escapar de la hiperinflación”.

Christian, quien vive en un barrio pobre de Caracas, adaptó su ordenador personal para minar $15 al mes. Aunque dejó de hacerlo por temor a ser detenido, piensa volver.

“El dinero de mi trabajo -venta de silenciadores de carros- apenas alcanza para comer”, confesó el joven.

¿Qué es bitcoin? En este video AFP lo explica:




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Ex ministra francesa deberá pagar indemnización a Rafael Nadal

La exministra francesa de Sanidad y Deportes Roselyne Bachelot fue condenada este jueves a indemnizar con …

MÁS INFORMACIÓN
Cantante será juzgada en Egipto por haber hablado mal del Nilo

La cantante egipcia Sherin Abdel Wahab será juzgada por haber insinuado en un concierto en el …

MÁS INFORMACIÓN
Más de 80 sismos por enjambre en Conchagua

Desde el martes 14 de noviembre hasta las 6 de la mañana de este jueves, el …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.