Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Monseñor Romero beatificado

Editorial & Opinion | Diario El Mundo

Lunes 25, Mayo 2015 | 12:00 am

Finalmente, después de más de treinta y pico de años de su asesinato, monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, ha sido beatificado, ha recibido el último paso para ser elevado a los altares y ser incluido en los cánones de la Iglesia como santo, es decir, una persona que con certeza se encuentra en ese lugar de eterna vida sin sufrimientos, que los católicos llamamos “cielo”. El plan de Dios, está programado para que toda la humanidad, después de pasar por esta vida terrenal, llegue a ese lugar, el cielo.

La excepción, es que quien en esta vida no cumplió con lo que la naturaleza, (las normas elementales de convivencia, expresados básicamente en los diez mandamientos entregados a Moisés en el Monte Sinaí, después de la liberación del pueblo judío de la esclavitud sufrida bajo el dominio del pueblo de los egipcios, no llega al cielo), va a un lugar de sufrimiento permanente, por toda la eternidad. Todos buscamos llegar a ese primer estadio de bonanza, y al parecer, Monseñor Romero ha llegado triunfante a encontrarse con el creador. Sin embargo, debe aclararse que él no está llegando a ese santo lugar hasta ahora, pues llegó allí, desde el momento de su muerte.

Ahora bien, según la teoría de la Iglesia católica, (discutible por muchos, por cierto) una persona para poder acceder al cielo, debe estar en gracia de Dios, esto es estar en paz con Dios, y libre de pecado, dicho de otra forma, que sus pecados hayan sido perdonados, por la voluntad Divina, o por medio del sacramento de la confesión. Bajo esa teoría, una persona pudo hacer el bien durante toda su vida, pero al final, cometer pecados graves, y morir en esa condición. En estas circunstancias, -según lo predica la iglesia- tiene cerrada la puerta del cielo. El caso contrario, sería que alguien se dedicara toda su vida a hacer fechorías, y tener una vida licenciosa llena de vicios y malas acciones, pero al final, arrepentirse, confesarse, y alcanzar asi el reino de los cielos al momento de fallecer. Me gusta ilustrar esta condición con el ejemplo de San Pedro, primero de los Santos por su cercanía con Jesus, que cometió el mas grande pecado como es Negar a Cristo.

publicidad

Sin embargo, tras su arrepentimiento verdadero, ha llegado a ser el santo principal de la iglesia. Lo que queremos llamar la atención de nuestros queridos lectores es que una persona por mas santo que lo declare la iglesia, siempre tiene hechos en su vida que no son ejemplarizantes, y que por lo tanto no deben imitarse, celebrarse ni felicitarle y mucho menos repetirse. El problema actual de la gran celebración del acto de beatificación, es que quienes han politizado este asunto, celebran que las actividades de monseñor Romero todas son buenas, pero lo cierto es que algunos consideramos que algunas son equivocadas.

San Pedro no es grande por haber negado a Cristo, sino por su arrepentimiento y enmendar su accionar. Judas optó por una solución equivocada: Se suicidó. O sea que se arrepintió pero dejó de creer en el amor de Cristo para él. Que me perdonen nuestros amables lectores si en algo les ofende nuestra forma de pensar, pero me parece chocante que quienes gobiernan, un partido marxista con principios ateos, y cuyo lema ha sido siempre “La religión es el opio del pueblo”, trate ahora de recoger agua para su molino con motivo de la beatificación.

La iglesia, cardenales, obispos y feligreses deberían tener mucho cuidado con lo que le pasan discretamente los promotores de la celebración, porque es bueno que Monseñor sea declarado santo, pero debería separarse claramente de la política, y especialmente de los actos que están fuera de la doctrina de la Santa Madre Iglesia; la famosa Teología de la Liberación según declaraciones de última hora. Fue creada en la unión soviética, con el ánimo de provocar división en la Iglesia, y en verdad que lo ha logrado. Por nuestra parte, aceptamos la decisión de Roma, aunque no la compartimos en su visión política izquierdista. Ya veremos si no es declarado monseñor el santo de las revoluciones, de las maras, de los narcotraficantes, o patrono de los partidos de izquierda. La verdadera opción por los pobres no es, ni será política.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Cardenal Rosa Chávez promoverá investigación por asesinato de obispo

El cardenal Gregorio Rosa Chávez dijo hoy en su llegada al país procedente del Vaticano, donde …

MÁS INFORMACIÓN
Organizaciones sociales anuncian actividades por natalicio de beato Romero

Un conglomerado de organizaciones sociales anunciaron hoy la realización de diferentes actividades que se llevarán a …

MÁS INFORMACIÓN
Juzgado pide a Fiscalía pronunciarse en caso asesinato Monseñor Romero

El Juzgado 4o. de Instrucción de San Salvador revocó hoy el sobreseimiento definitivo contra el capitán …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons