Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Morales, el inconveniente ser inexperto

Vanessa Núñez Handal / Abogada, docente y escritora salvadoreña, residente en Guatemala

viernes 1, septiembre 2017 - 12:00 am

Guatemala amaneció el domingo 27 de agosto del 2017 convulsionada. Luego de la crisis profunda del 2015, casi parecía imposible que esta nación volviera a vivir una situación semejante en tan poco tiempo.

Sin embargo, la actitud sostenida por el presidente Jimmy Morales a lo largo de su mandato de escasos 19 meses, lo vaticinaban.

Morales, era evidente, no gobernaba. Nunca lo hizo. Su aislamiento y de parálisis hacían previsible el desenlace. Morales había sido colocado en el puesto por un grupo de militares que, tras la firma de los acuerdos de paz, había luchado por recuperar su poder.

publicidad

Entre algunos círculos se hablaba de un hombre abatido y desubicado, cuyas reacciones eran extrañas, como cuando se quedó dormido durante la presentación del presupuesto del 2017, frente a decenas de periodistas y miembros de su gabinete. O cuando, durante el desfile que conmemoraba el día del ejército, quizá queriendo sacar provecho de sus aptitudes de comediante, imitó el paso militar como si fuera un niño frente a todos los asistentes.

Así, Morales ha pasado los casi dos años de su mandato evadiendo a la prensa, metiendo la pata de continuo y pretendiendo mantenerse en su papel de candidato simpático pero vacío, a fin de no resultar desenmascarado como el político sin experiencia que es.


Mientras tanto, a su alrededor, ha bullido un ambiente de tensión. La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), a cuyo frente se encuentra el colombiano Iván Velásquez, en conjunto con la fiscal general Thelma Aldana, se han dedicado a sacar a la luz más y más casos de corrupción.

Y, lo que en un primer momento fue aplaudido por la mayoría de la población, pronto comenzó a levantar miedo entre los empresarios y las clases económicamente poderosas que, no sólo vieron menguado su poder, sino también su modo de hacer las cosas que, durante décadas, había sido norma en el país: mediante sobornos y dádivas.

Jimmy Morales, ante los “destapes” de corrupción, procuró mantenerse neutral. Y así lo manifestó incluso cuando la CICIG acusó a su hijo y su hermano por defraudación fiscal y lavado de dinero. No obstante, muchos creen ahora que fue justamente este caso el que enfureció a Morales y le hizo perder la simpatía por Velásquez.

A Morales, según vemos tras el amparo otorgado de forma definitiva por la Corte de Constitucionalidad a favor de Iván Velásquez, lo traicionó su falta de experiencia en la política y quizá, sobre todo, el miedo.

Morales, tras verse en peligro de perder su derecho a antejuicio tras las denuncias hechas por la CICIG y el Ministerio público, según las cuales él y su partido, el Movimiento de Convergencia Nacional, habían recibido financiamiento ilícito, cometió varios errores que, de haber contado con algún tipo de experiencia, podrían haberse evitado.

El primero fue el no haber recurrido a los mecanismos de resolución de conflicto que establece el acuerdo de creación de la CICIG, según el cual toda controversia debía ser resuelta mediante negociación entre las partes o por cualquier otro medio convenido.

El problema fue, sin embargo, que Morales, en este caso, se sentía más acusado que parte, razón por la cual no intentó siquiera dialogar con Velásquez.

El segundo error, producto de su inexperiencia, fue haber intentado expulsar a Velásquez mediante un documento que adolece de incongruencias y no cumple con las formalidades establecidas por la Constitución. Y es que la disputa que tiene hoy día sumida a Guatemala en una crisis, más que un problema de nación, es un problema personal de Morales frente a Velásquez.

Así pues, lo que en un primer momento pareció una ventaja para el candidato Morales, al plantearse a sí mismo como un “outsider” político, ahora le está cobrando al presidente Morales y a toda Guatemala una factura cuyo monto no deja de aumentar día con día.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Claves para comprender Guatemala

Jimmy Morales, era un comediante de mediano éxito en la televisión guatemalteca. En el 2011, se …

MÁS INFORMACIÓN
Contra el sufrimiento animal

Alfredito, el hipopótamo que “divertía a los niños”, tenía 29 años el día en que falleció …

MÁS INFORMACIÓN
Los nuevos “Indignados”

El 21 de enero del 2017, tan sólo un día después de la investidura de Donald …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.