Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Movimientos independentistas

viernes 11, septiembre 2015 - 12:00 am

Los vientos revolucionarios europeos, la independencia de los Estados Unidos de América, los movimientos emancipadores de otros países del Continente y la organización social de la Colonia, fundada en instituciones ya mencionadas como la encomienda y el repartimiento, y en menor escala la mita, fueron generando paulatinamente en los súbditos de ultramar un sentimiento de resistencia a la opresión que, conocidas las potencialidades del país, pronto habría de convertirse en El Salvador en deseos de independencia.

Un primer movimiento insurreccional, conocido como el primer grito de independencia, se produjo el 5 de noviembre de 1811, siendo intendente de la provincia de San Salvador don Antonio Gutiérrez Ulloa. Este movimiento estuvo encabezado por los sacerdotes patriotas José Matías Delgado, Nicolás, Manuel y Vicente Aguilar, y por Juan Manuel Rodríguez y Manuel José Arce.

“A los esfuerzos de los salvadoreños es debido el primer pronunciamiento de la independencia del año 1811 y los que posteriormente se hicieron: ellos contribuyeron eficazmente a que se generalizara la opinión contra el dominio español; y ellos, por último, sostuvieron con las armas los principios republicanos en 1822 y 1823” (Francisco Gavidia).

publicidad

El 24 de enero de 1814 un nuevo intento insurreccional estuvo a punto de proclamar la independencia del país, pero no fue sino hasta el 15 de septiembre de 1821 que se produjo definitivamente la separación de España por parte de las Provincias Unidas de Centroamérica y, seguidamente, el 21 de septiembre del mismo año por la antigua intendencia de San Salvador.

“La antigua provincia salvadoreña, que durante el gobierno de la Península había permanecido unida a la de Guatemala, iba, dentro de poco, a separársele a consecuencia del acta de emancipación política y social de todo Centroamérica, de 15 de septiembre de 1821. Iba a darse una administración independiente de aquel gobierno: a crearse autoridades de su propio seno, nombradas y elegidas por sí misma, y a jurar en particular, por medio de un acta solemne, y en términos absolutos e incondicionales, su eterna separación de la Corona de Castilla”. (José Antonio Cevallos).


INDEPENDENCIA DE CENTROAMÉRICA

Con los antecedentes mencionados, se llega finalmente al gran movimiento político y social que significó la independencia de Centroamérica, proclamada formalmente el 15 de septiembre de 1821, movimiento influido poderosamente, como queda dicho, por las ideas de la revolución francesa que se produce, además, en la gran coyuntura de los graves acontecimientos ocurridos en la metrópoli.

“Corrían los minutos intermedios de las siete a las ocho de la noche del día 21 del mes de septiembre expresado, cuando el correo ordinario procedente de Guatemala, entrando en la ciudad de San Salvador, por la avenida y calle de Mejicanos, anunció a la población, la buena nueva. Anunció la verdad de aquel grande acontecimiento, haciendo resonar en su tránsito, hasta la habitación del intendente de la provincia, cierto clarín de que entonces se hacía uso, por aquella clase de mensajeros, al tiempo de llegar a las poblaciones con que tocaban en sus viajes periódicos de cada mes. La grata noticia se comunicó inmediatamente en todo el vecindario y reunidos los concejales, o el titulado “Noble Ayuntamiento” presidido por el Jefe Superior de la Provincia, se dispusieron grandes y magníficos festejos, en que el pueblo alborozado, y lleno de un regocijo indescriptible tomó un gratísimo participio, conduciéndose en sus goces y alegrías con todo el comedimiento y el orden más deseables en noche de tanto júbilo y de tanta dicha, con que el Cielo premiaba sus virtudes cívicas y sus deseos constantes de diez años de separarse de la Madre Patria”. (José Antonio Cevallos)

La independencia de Centroamérica, como queda dicho, se acordó el 15 de septiembre de 1821, y el acta correspondiente fue suscrita en el Palacio Nacional de Guatemala, por las siguientes personas: Gabino Gaínsa, Mariano de Beltranena, J. Mariano Calderón, José Matías Delgado, Manuel Antonio Molina, Mariano de Larrave, Antonio de Rivera, J. Antonio de Larrave, Isidoro de Valle y Castriciones, Mariano de Aycinena, Pedro de Arroyave, Lorenzo de Romaña y Domingo Diéguez.

En forma inmediata, la provincia de San Salvador ratificó el acta de Independencia de Centroamérica y declaró, a su vez, su propia independencia.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.