Blog

sábado 20, junio 2015 | 11:42 am

El ejercicio físico, el entrenamiento, el deporte  son actividades importantes para la salud, física y mental de mujeres y hombres. La sociedad moderna  alienta a mujeres y hombres a enrolarse en la práctica de deportes y actividades en su vida, pero también los hay quienes hacen del deporte su profesión.

 

En décadas pasadas, la práctica de alguna actividad física o de deportes por parte de las mujeres no era aceptable, no se podía competir en las olimpiadas, teníamos  pruebas limitadas solo al género masculino y no al femenino.

 

Hoy en día las mujeres tenemos el privilegio de  hacer algún tipo de ejercicio, de deporte  y desarrollarnos en el  ya sea por salud; para cuidarnos físicamente; vernos bien pero también las hay quienes lo hacen su profesión, su vida diaria.

 

¿Pero cómo nos afecta a nosotras las mujeres? cuando decidimos hacer nuestra la profesión de ser atleta de alto rendimiento, el de entrenar antes y luego de nuestros trabajos, llevar un disciplina alimenticia y de descanso, dedicarle  tiempo a nuestra pareja, formar una familia. Son preguntas que nos hacemos la mayoría de las  mujeres que deseamos seguir con nuestros entrenos y poseer una vida saludable. Somos  seres humanos los cuales  debemos  relacionarnos con otros seres humanos, y crear un vínculo de amor y de sentimientos.

 

Los entrenamientos no solo nos ayudan a sentirnos bien con nosotros mismo, si no también nos ayuda a que las conexiones entre  nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro entorno se encuentre una emocionalidad controlada la cual debido a la práctica del ejercicio se  goza de buena salud emocional ya que estamos conscientes de nuestros  pensamientos, sentimientos y comportamientos. Hemos  aprendido maneras saludables para afrontar el estrés y los problemas que hacen parte de una vida normal. Nos sentimos bien con nosotros mismos y  tenemos relaciones sanas. Nos ayuda  a llevar una vida equilibrada  tanto en lo deportivo como en la vida de pareja.

 

Al activar el vínculo con nosotros mismo a través del ejercicio por consecuencia lo activamos  con los demás, con nuestra pareja puesto que poseemos una buena salud emocional, el rol de la mujer ha cambiado, lo hemos hecho nosotras mismas, sabiendo encontrar el equilibrio en la vida de pareja y el deporte nos será posible lograr las metas  que queramos  y llegar aun mas allá.