Cerrar [X]

Política

“No es sano llevar tanto tiempo al mando una institución”

Redacción DEM

Viernes 15, Septiembre 2017 - 12:03 am

Luis Rodríguez, candidato a alcalde

Luis Rodríguez es un joven que aspira a arrebatarle la silla edilicia a Milagro Navas, que lleva diez periodos como alcaldesa de Antiguo Cuscatlán. Sin dar las razones por qué según él ella debería dejar de ser alcaldesa, señala que tiene proyectos mejores para el municipio. Impulsado por una coalición de los partidos Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y Cambio Democrático (CD), sin haberse afiliado a ninguno. Más que de izquierda o derecha, se define pragmático. Rodríguez estudió diseño gráfico y marketing político. Está visitando a diferentes medios de comunicación para dar a conocer sus ideas.

 

publicidad

¿Cómo le interesó meterse a la política?

La mitad de mi carrera profesional hasta la fecha la hice en el medio privado y a partir de 2008 en el medio público. Tomé la decisión de hacer esa transición más que todo para dar consultorías en comunicaciones y marketing político. Trabajé con turismo, defensa, obras públicas, centros penales, con la alcaldía de Santa Tecla, que hicimos prácticamente todo el proyecto de recuperación de la ciudad. Así fuimos diseñando programas, proyectos bien puntuales que hoy por hoy han tenido un impacto a nivel nacional e incluso afuera, hemos hecho programas bien interesantes, diseñamos el Proyecto Vida con el presidente que resume tres cosas; una tiene que ver con el tema medioambiental y la recuperación de espacios; otra con la generación de empleo permanente para personas en extrema pobreza y otro es el desarrollo para esas comunidades.

 

¿Cómo fue la decisión?

Yo creo que de tanto andar en eso a uno le van dando ganas de ir proponiendo más cosas y en ese camino nos juntamos con otras personas que no necesariamente tenían que ver con política y nos pusimos a diseñar ciertas soluciones para problemas en algunas ciudades y al final vimos que eran cosas que podían funcionar y propusimos un proyecto para Antiguo Cuscatlán, fue más o menos así la idea. A partir de un grupo de sociedad civil y de una visión con múltiples ideologías.

 

¿Cuáles son los proyectos que ve en Antiguo Cuscatlán?

El problema base es que ya es una gestión agotada, no quiere decir que ha sido una gestión mala o excelente, simplemente el tiempo pasó y ha dado más agotamiento en todo aspecto, agotamiento estratégico en visión hacia futuro, definición de prioridades, transparencia y uso de los recursos. Por un lado, ahí es donde hemos visto los principales problemas y todas las cosas que eso deriva, toma de decisión fuera de lugar, de tiempo, hacia sectores que no necesitan y con todo ese tipo de derivaciones encontramos una

oportunidad de mejora, si hay un problema para nosotros no es el punto ir a meternos, sino ir a estudiarlo y comenzar a sacar soluciones. Evidentemente no es sano para ninguna gestión llevar tanto tiempo al mando una institución por exceso de acomodo, excesos en el abuso de autoridad, se pierden en la visión política, social y estratégica de la ciudad, en el camino se va desgastando esa misma prolongación.

 

¿Por qué tiene que cambiar el gobierno de la Alcaldía de Antiguo Cuscatlán?

Más que por qué debe dejar de ser alcaldesa es porque nuestra propuesta debería aplicarse. Nosotros hemos diseñado una plataforma base que pronto la iremos sometiendo a consulta e irle agregando algunas cosas que la ciudadanía

nos vaya dando. Más que todo es la oferta de una plataforma con planificación a futuro, técnicamente viable con proyectos relacionados, primero, a los ingresos que percibe la ciudad, más que enfocarse en si ella se queda, si ella sale, para nosotros es decirle a la gente esta es nuestra propuesta, de nuevas políticas, nueva forma de hacer las cosas, de gestionar, de cómo vemos la transparencia y empezar a ofrecérselo a la gente como proyecto.

 

¿Cuál es su propuesta en torno a la transparencia?

Lo vemos en múltiples formas, la primera es que las personas cada centavo lo tenga a la mano, accesible, aquí estamos hablando de la creación de la plataforma bien robusta, donde la gente pueda acceder a lo que necesite, no solo cuestión documental, sino en el tipo de proyecto que queremos hacer, en los estatus de los proyectos de cómo van, de la misma participación ciudadana, es decir, que tengamos una plataforma que le permita a la ciudadanía acceder a prácticamente todo lo que nosotros tenemos y queremos hacer. Por otro lado, aquí es que nosotros vayamos a la gente, vayamos a los sectores para rendirles cuentas, no obligatoriamente una vez al año como se suele hacer sino hacerlo constante. También, rendirle cuentas a todos los entes financieros, cooperantes y alianzas estratégicas con quienes nosotros vayamos a realizar alguna acción, quizás también estamos agregando un componente atípico en la transparencia que es la participación ciudadana.

 

Un problema en muchas alcaldías es el abuso de los contratos directos. ¿Cómo haría para evitarlo?

Las últimas maceteros que han salido en Santa Elena, es la clara muestra de cuestiones políticas ya pasadas de tiempo, tenía que ser un proyecto sometido a concurso, incluso de diseño, sometido a aprobaciones de la misma ciudadanía. Hacer proyectos de ciudad tiene que ver también con nuestra identidad, digamos que a partir de las concepciones de los proyectos regularmente los proyectos se toman mal, ya evidentemente hay algunos que son diseñados para equis empresa, el punto aquí es desde la concepción del diseño, debe ser lo suficientemente técnica y detallada posible como para que tenga la apertura suficiente de que cualquiera lo pueda realizar.

 

¿Tiene alguna alcaldía o alcalde modelo?

Aquí en El Salvador hay múltiples estilos, evidentemente San Salvador está haciendo la transición bien interesante en sitios simbólicos de la ciudad; San Miguel es muy similar a lo que sucede hoy en Antiguo Cuscatlán, era una persona que tenía 18 años o no sé cuánto de estar metido ahí y hoy han comenzado una transición bastante interesante; San Marcos ha hecho una serie de proyectos en recuperación de espacios públicos, enfocado en la prevención de la violencia, sumamente interesante, era un municipio que empezó en no tener ni un parque y ahora ya tiene una serie de intervenciones de espacios que es interesante conocerlas más a detalles. El trabajo que se ha hecho en Ataco, de pasar de ser un pueblo con actividades aisladas ahora vivir del megaturismo ha sido también una transición que vale la pena reconocerla. Cada alcalde ha ido impregnando cuotas bien interesantes de crecimiento que al final se juntan más el estilo que lo ponga uno.

 

¿Cómo cree que han manejado este tema de los contratos directos de proyectos?

No sé mucho de las contrataciones o cómo han hecho ellos ciertos proyectos, entiendo que si hay algunos que sí están bajo la lupa que son proyectos símbolos, aunque no sé qué tan avanzados están.

 

¿Cuáles son los proyectos principales para Antiguo Cuscatlán?

Nosotros lo dividimos en tres grandes áreas. Uno son los proyectos estrellas, otro es una estrategia de política horizontal y el otro es una gestión moderna.

La gestión moderna va más allá de las cosas de cajón, estamos planteando una alcaldía a distancia, en Antiguo Cuscatlán el edificio costó 5.3 millones de dólares y es prácticamente para dar partidas de nacimiento, permisos. En el colectivo de nosotros hay varios arquitectos e hicimos un estudio de planos donde el despacho de la alcaldesa de mil metros cuadrados son más o menos unas 12 o 14 casas de una familia promedio. Es un tema de comenzar a sacar los servicios más allá de los gastos de infraestructura e irnos a la tecnología y con eso sí se va hacer una plataforma donde la mayoría de los servicios, consultas, estén a distancia.

Luego, estamos haciendo proyectos, una cuestión de inteligencia de ciudad, empezar a recoger toda la información de la ciudad o de la gente sobre qué piensan, qué les gusta, qué no les gusta, inversiones, dónde se está moviendo el dinero, qué es lo que más se está consumiendo, la información de lo que esté pasando en la ciudad para que esté al acceso de todos, eso tiene que ver con transparencia pero tiene también con estrategias que queramos ir tomando.

Si nos sentamos con las colonias, distritos, podemos tener una base de información lo suficientemente robusta donde podamos decir “Sí, aquí estamos apuntando bien”, las escuelas que tomen la información de los jóvenes para ir tomando decisiones en conjunto. Esa parte de inteligencia estamos trabajando bien fuerte y es algo al que le estamos apostando no solo a nivel local, hay interés de afuera de que lo hagamos.

En participación lo vemos en dos áreas grandes, la primera es la descentralización de la estrategia, es un proyecto que vamos a lanzar dentro de poco, al trabajarlos en micro nos permite ir creando proyectos pegadísimos a las necesidades o incluso los mismos anhelos que tenga por eso, donde hayan intereses propios por el lugar donde vivís y la dinámica social que existe ahí, las necesidades de Santa Elena son diferentísimas a las de Merliot, es una irresponsabilidad, están tirando una sola cosa para todo el mundo, entonces, el tema de separar la estrategia nos permite propuestas más efectivas y una participación más efectiva. Debe haber un trabajo estratégico con las grandes empresas, ya nos sentamos nosotros con varios de ellos, hemos llevado la plataforma para que la vean y nos dicen es la primera vez que nos traen una estrategia. Más allá del tema del permiso puntual en cuanto a relación con las empresas es algo más integral y estratégico para trabajar con ellos.

Sí debe haber un orden y un control, pero también un trabajo mutuo en el que, si ellos traen un portafolio de propuestas de inversión, sepamos y tengamos la capacidad técnica de leer y decir “No cambia esto o quita lo otro” o que tengamos un portafolio de inversión, nos sentemos con ellos y tengamos la capacidad de decirles “Esto es lo que queremos”.

 

¿Cuáles son los proyectos estrella?

Con el tema de los proyectos estrellas, en la primera cadena planteamos el Palacio de las Artes, ponerlo donde está la alcaldía, nos sentamos con gestores culturales y artistas para revisar el diseño, ya nos sentamos con cooperantes también y con gente interesada en darle un financiamiento no solo para lanzarlo, sino para darle también un tiempo de mantenimiento financiero. Hemos propuesto también el diseño de la ampliación del mercado y el cambio radical que ha tenido son unos baños. Por otro lado, estamos planteando el proyecto de movilidad ciudadana, nos hemos sentado con arquitectos para trabajar la movilidad dura, que es todo lo de los vehículos donde proponemos un diseño de un viaducto para cortar todo el megatráfico que está atravesando todo Antiguo Cuscatlán; también un parqueo satélite. Y la movilidad blanda, que tiene que ver la gente a pie y que eso vaya amarrado a un sistema de seguridad para que todo el mundo pueda andar tranquilo, pegándolo también con un transporte interno. Y otro que tiene que ver con una plataforma de proyecto social en temas educativos, salud, comunidades, tercera edad.

 

¿Con qué fondos harán estos proyectos?

Con el tema del dinero hay un uso excesivo de los recursos en Antiguo Cuscatlán y al recortar todos esos abusos va haber suficiente dinero para una buena cantidad de proyectos. Pidieron un incremento del Fodes de dos puntos, en Antiguo Cuscatlán el Fodes que se recibe es de $1.5 millones desde 2005 hasta la fecha son $18 millones y la obligación del Fodes es que tú lo enfoques en proyectos para responder a vulnerabilidades y con $18 millones tú pudiste haberle resuelto todos los problemas a las comunidades.

 

¿Cuál es su estilo de campaña y qué opina sobre la campaña sucia?

Ha sido demasiado propositiva, nos han dicho que hasta demasiadas ideas estamos tirando. Sobre la campaña sucia yo no estoy de acuerdo, nunca me ha gustado, ese definitivamente no es nuestro estilo y ni creo que sea sano para que se maneje aquí en el país.

 

Perfil

Luis Rodríguez

Del diseño gráfico y el marketing, a la política.

Miembro del Movimiento Ciudadano Habla. Graduado de Diseño Gráfico de la Universidad Dr. José Matías Delgado. Estudió Marketing Político. Fue catedrático de la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN) y de la Escuela de Comunicaciones Mónica Herrera. Dice promover un movimiento con miembros de “toda ideología” que incluye simpatizantes de ARENA y FMLN. Asistirá a un programa sobre Innovaciones en gobiernos del 10 al 27 de octubre en Georgetown University.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.