Cerrar [X]

Entretenimiento

¡No fue sobredosis!

EFE

miércoles 8, marzo 2017 - 12:00 am

El cantante británico George Michael, fallecido el pasado 25 de diciembre, murió por “causas naturales” y no por una sobredosis de fármacos y drogas, como se rumoró en un primer momento, informó ayer el juez forense Darren Salter, a cargo del caso.

El músico, hallado sin vida en su residencia de la localidad de Goring-on-Thames, en el condado inglés de Oxfordshire, por su pareja, el libanés Fadi Fawad, falleció por una “cardiomiopatía dilatada con miocarditis”, según los resultados de las nuevas pruebas practicadas al artista.

Desde el principio se  buscó descartar alguna circunstancia “sospechosa” en el deceso del popular músico, autor de conocidos temas como “Careless Whisper” o “Faith”, y la policía de Thames Valley, responsable del área de Goring-on-Thames, consideró entonces que el fallecimiento era “inexplicable, pero no sospechoso”.

publicidad

“La investigación en la muerte de George Michael ha quedado concluida y se ha recibido el informe final de la autopsia”, indicó Salter en un comunicado.

Fadi Fawaz encontró muerto al cantante en la cama la mañana del día de Navidad, cuando fue a recogerle a su casa. “Se suponía que teníamos que ir a una comida navideña. Pasé por allí para despertarle y, simplemente, se había ido. Yacía pacíficamente en la cama”, relató el libanés dos días después del fallecimiento.


Michael, cuyo nombre real era Georgios Kyriacos Panayiotouuna, vendió durante su carrera más de 100 millones de álbumes por todo el mundo y fue una de las estrellas más reconocidas del mundo del pop de las décadas de los 80 y 90, primero como integrante de “Wham!” y luego en solitario.

Su muerte, a los 53 años, cerró un 2016 trágico para el mundo de la música, que perdió en enero a David Bowie, a Prince en abril y a Leonard Cohen en noviembre.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.