Cerrar [X]

Editorial & Opinion

No te vayas por favor

Maite López Villatoro / Estudiante

viernes 13, enero 2017 - 12:00 am

¿Por qué tu futura decisión es abandonar el país? No extrañarás tantas tradiciones, la comida típica, los hermosos paisajes de las costas o las interminables montañas; no extrañarás el clima caluroso en oriente, o las heladas montañas, pero cálidas en buena compañía; no extrañarás cada fiesta patronal de tu municipio y ver tradiciones únicas que hacen pasar un buen momento; no extrañarás los colores de tu patria, las incontables cosas buenas que muchas veces se ven opacadas por la violencia y la inseguridad, pero recuerda que siempre nace una nueva oportunidad.

No extrañarás en épocas familiares compartir con los que más quieres, estar al lado de personas que siempre te apoyaron, y saber que interminables veces contarás con ellos; tanta gente que no son en su mayoría lo que nosotros deseamos, ¿Por qué? Porque realmente lo que deseas es huir de una realidad cruda que muchas veces nos agobia, una realidad que día a día destruye nuestros sueños, que nos hace pensar y muchas veces hacer realidad el dejar de “sufrir” y mejor buscar otras oportunidades…

Pero,  qué decirte, cuando te propondrás a cambiar tu realidad, cuando te decidirás a salir de tu zona de confort y ayudar en fundaciones que están tratando de construir un mejor país o a pequeñas personas que con esperanza luchan para cambiar la dura realidad que otros enfrentan y así, paso a paso, cambiar tu alrededor; lo sé, piensas que es imposible que solo con tu esfuerzo se cambie el mundo.

publicidad

Pero así, como tú piensas, personas que ahora aportan grandes ayudas al país pensaron, pero decidieron arriesgarse y tener fe, imagínate si tu ejemplo sirviera para otros en comenzar desde su propia familia y desde su propio alrededor a cambiar nuestra realidad, y así poco a poco, la pequeña cadenita que inició con tu ejemplo se extendiera, todo cambiaría; podría ser posible que en algún momento todos podamos comenzar a tener un poco más de tolerancia y honestidad que es lo que tanto necesitamos en este país, todos empezaríamos con empatía a aceptar las diferencias de los demás, y verdaderamente poder convivir con esas oposiciones que se convierten en barreras entre cada uno…  ¿Por qué no planificar tus sueños aquí?, emprender nuevos y mejores caminos en tu querido país, ¿por qué no te propones a encontrar tu vocación y desarrollarte como profesional en tu nación?, ¿por qué no comenzar a disfrutar de cada costumbre que El Salvador posee?.

Conocer cada pueblo y personas de gentil corazón; vamos, anímate y cambia tu forma de ver a tu país, ayuda a crear oportunidades, sal de tu zona de confort, ayuda sin esperar nada a cambio, mira a tu prójimo con amor, no trates de alcanzar un éxito egocéntrico e individualista, confía en las personas, no te digo que será fácil, pero todo camino está lleno de tropiezos, desilusiones, malas decisiones.


Recuerda que las espinas de la vida serán las flores de la eternidad, como decía Don Bosco, pero luego tu corazón se sentirá satisfecho de haber hecho cambiar la mirada de los demás, de haber brindado esperanzas a ti mismo y con tu esfuerzo haber logrado cosas increíbles. Debemos creer en El Salvador, más si se celebra el vigésimo quinto aniversario de la firma de los  Acuerdos de paz. No te vayas por  favor.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.