Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2150 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2150 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1615 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1615 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1615 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1615 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2150 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2150 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) 1
Diario El Mundo Home

Cuando se firmaron los acuerdos de paz la algarabía en la población salvadoreña era inmensa. Nuestros padres entendían que nos iban a heredar un mejor país; un territorio sin tanques, bombas ni masacres. Al estar en la infancia, mi generación poco comprendía lo que estaba pasando; pero escuchábamos que nos esperaba un mejor futuro.

Un futuro que la sociedad salvadoreña nunca preparó. Es decir, más allá de firmar un papel que declaraba la paz del país, nunca se hicieron los cambios económicos y sociales que el país requería: transformación productiva para alcanzar un crecimiento económico incluyente, equidad prevaleciente en el acceso y la calidad de la educación, la salud y el empleo; así como la efectividad del Estado para luchar contra la impunidad, prevenir el delito y garantizar la cohesión social.

Ni que hablar de un sistema judicial podrido, con jueces corruptos y una fiscalía con muchas deficiencias, donde es más fácil ir a la cárcel por robarse una gallina que por saquear millones de dólares; si no, veamos el caso del expresidente Flores, tan patético como que la fiscalía haya perdido pruebas incriminatorias. Las cárceles en lugar de ser un castigo se convirtieron en los lugares ideales para que desde ahí se planificaran una serie de delitos. La guerra paró, pero los asesinatos no; surgieron grupos criminales que se incrustaron en nuestro diario vivir y como sociedad continuamos tolerando la violencia como parte normal de nuestras vidas. Y peor aún, los partidos políticos fueron aprovechando esta situación para sacar rédito electoral y lo continúan haciendo; hasta la fecha éstos han sido más un obstáculo que un mecanismo para aportar a la crisis de inseguridad del país.

En un artículo publicado en el Daily Mail se destacó que uno de sus periodistas pasó “72 horas en la nueva capital mundial del crimen”, en alusión a San Salvador, donde se afirma que “la violencia es tan común que muchos salvadoreños se han acostumbrado a caminar sobre los cuerpos acribillados y hasta ya es parte de su rutina”.

El temor y la impotencia han hecho que nos acostumbremos a ser el país más violento del mundo, a pesar de que sabemos que en cualquier momento nosotros podemos ser víctimas. Tanto así que somos una sociedad que piensa que la mejor forma de reducir la violencia es asesinando. El gobierno, por su parte, ha decido usar todo su poder represivo al poner en su máxima capacidad a la PNC e incluso sacar batallones del ejército.

En lo que va del año, más de 3,600 salvadoreños han muerto en hechos violentos, esta cifra es similar a la registrada todo el año pasado y con una tendencia al alza. La mayoría de los asesinados son jóvenes, sí esos mismos que representaban el futuro al inicio de los Acuerdos de Paz, esos que ahora representan la generación perdida. Todo esto refleja que en los cimientos de nuestra sociedad se encuentra la violencia. Duele decirlo pero nuestra sociedad está enferma y el primer paso debería ser aceptarlo.

El gobierno debe entender que mientras no se solucionen los problemas estructurales, la inseguridad no se resolverá. Pues las experiencias exitosas demuestran que no es suficiente la represión. Habría que ver el caso de Medellín, Colombia, donde la estrategia tuvo su eje en la educación, la integración y la cultura; o en Brasil, donde lo que se atacó fue la reducción de la desigualdad, la disminución de la deserción escolar y el mejoramiento de las condiciones de trabajo.

Como ciudadanía debemos de hacer una transformación cultural profunda para revalorizar la vida como el elemento más sagrado de la sociedad. Porque como bien lo dijo, hace casi cuatro décadas, Monseñor Romero «los nombres de los asesinados irán cambiando, pero siempre habrán asesinados. Las violencias seguirán cambiando de nombre, pero habrá siempre violencia mientras no se cambie la raíz de donde están brotando esas cosas tan horrorosas de nuestro ambiente».

publicidad


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2150 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2150 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1615 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1615 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1615 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1615 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2150 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2150 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) 1

RECIBE NUESTRAS ÚLTIMAS NOTICIAS EN TU eMAIL

Top 5 | Lo + leido

playa-oleaje
castro
luis-martinez
guillermo-gallegos-douglas-melendez
MAURICIO-COLORADO
1playa-oleaje

Pandillas impidieron alertar de tsunami en comunidades

Director de Protección Civil aseguró que es normal que la PNC no pueda ingresar a ciertos territorios.

2castro

INFOGRÁFICO l El líder de la revolución cubana falleció anoche

3luis-martinez

Juicio a exfiscal por indicio de enriquecimiento ilícito

La mayoría de pagos fueron en efectivo. Otros fueron realizados con cheques de viáticos y de fondos de fortalecimiento de investigación y patrimonio especial de bienes decomisados.

4guillermo-gallegos-douglas-melendez

Gallegos dice su esposa ya no está en fundación que recibió fondos

5MAURICIO-COLORADO

¿Necesitamos corte de cuentas?

Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2150 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2150 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1615 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1615 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 445 [name] => Opinión [slug] => opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 445 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 314 [count] => 1615 [filter] => raw [cat_ID] => 445 [category_count] => 1615 [category_description] => [cat_name] => Opinión [category_nicename] => opinion [category_parent] => 314 ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 314 [name] => Editorial & Opinion [slug] => editorial-opinion [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 314 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 2150 [filter] => raw [cat_ID] => 314 [category_count] => 2150 [category_description] => [cat_name] => Editorial & Opinion [category_nicename] => editorial-opinion [category_parent] => 0 ) 1
Simple Share Buttons