Cerrar [X]

Internacionales

Obama aboga por inmigrantes en su último discurso

Redacción DEM / EFE

Martes 10, Enero 2017 - 8:30 pm

El presidente de EE.UU., Barack Obama, comenzó hoy su discurso de despedida dando las gracias a todos sus compatriotas por haberle hecho un “mejor” mandatario y un “mejor hombre” durante estos últimos ocho años.

Obama fue recibido con una gran ovación en el centro de convenciones McCormick Place de Chicago, con capacidad para unas 20.000 personas, y fue interrumpido al comienzo de su discurso con gritos de “Four more years” (“Cuatro años más”).

Continuó el todavía presidente estadounidense recordando la reapertura de relaciones con Cuba y la muerte de Osama Bin Laden. “Si yo les hubiera dicho que íbamos a abrir un nuevo capítulo con el pueblo cubano, si yo les hubiera dicho que íbamos a eliminar al autor de los atentados (2001) ustedes hubieran dicho que estábamos estableciendo metas muy alto. Ustedes fueron el cambio”, dijo Obama.

publicidad

Reveló también su compromiso con el presidente electo Donald Trump para “hacer la transición lo más sencilla posible”.

Se tomó un momento para recordar la importancia de los inmigrantes en la nación norteamericana. “Esos niños cafés van a representar cada vez una mayor parte de nuestra fuerza laboral”, aseguró Obama, al tiempo que recordó que “revertimos la recesión y creció la economía sin rechazar a los inmigrantes”. Advirtió además, que “si no estamos dispuestos a invertir en los hijos de migrantes, estamos destruyendo el futuro de nuestros propios hijos”.


 

 

Entre otros temas, Obama lamentó que “el racismo sigue siendo una fuerza que divide nuestra sociedad”. Pero urgió a la población a “defender las leyes en contra de la discriminación, en el sistema educativo, en el trabajo en el sistema de contratación”, dijo Obama en su último discurso, una tradición que data de 1796 cuando lo hiciera el primer presidente, George Washington.

En su discurso de más de 50 minutos, Obama también abordó temas como la política exterior, en donde abogó porque EE.UU. se mantenga “vigilante, pero no asustado” en la esfera mundial, al defender que las dos otras potencias que luchan por la hegemonía global, Rusia y China, no la obtendrán a no ser que el país cambie drásticamente.

“Rivales como Rusia o China no pueden superar nuestra influencia en todo el mundo, a no ser que renunciemos a lo que defendemos, y nos convirtamos en otro país grande que abusa de sus vecinos más pequeños”.

Se refirió también a temas de terrorismo y presumió que ninguna organización terrorista extranjera ha logrado ejecutar un atentado en el país durante sus ocho años en la Casa Blanca y aseguró que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) “será destruido”.

“Aunque Boston, Orlando o San Bernardino nos recuerdan lo peligrosa que puede ser la radicalización, nuestros agentes están más atentos y son más efectivos que nunca”.

Tras agradecer a su familia, su esposa Michelle Obama y sus hijas, el mandatario se despidió recordando su eslogan de campaña “Yes, we can” (Sí, podemos) y asegurando que “servirles ha sido el honor de mi vida. Y no pararé estaré ahí como ciudadano”.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.