Cerrar [X]

Editorial & Opinion

OPEP pierde influencia en mercado de crudo

Sergio Recinos / Presidente de ADEPETRO

miércoles 16, agosto 2017 - 12:00 am

La industria petrolera está transformándose. A pesar de los recientes aumentos en los precios del petróleo, éste se mantiene hasta hoy por debajo de los $50 el barril. Aunque nos parezca contradictorio, dado que comenzamos una semana con incrementos sustanciales en los precios, hay que analizar la situación en todo su contexto y correcta dimensión.

La OPEP reúne a países productores de petróleo que se juntaron para formar lo que muchos definen como un cártel para controlar los precios. Se creó para contrarrestar la influencia que tenían sobre la industria petrolera las multinacionales de Estados Unidos y el Reino Unido en países del Medio Oriente. En 1965 la crearon cinco países: Irán, Iraq, Kuwait, Arabia Saudita y Venezuela. Ya para 2016, aglutinó a 14 países, abarcando el 44 % de la producción global de petróleo.

Este organismo ha estado contro-lando las políticas que rigen al mer-cado petrolero, gracias a que en ella se encuentran los países que exportan y tienen las mayores reservas de petróleo en el mundo. Por otra parte, está Rusia como el segundo país de mayor producción petrolera después de Saudi Arabia, pero no forma parte de la OPEP, aunque los ha acompañado en acuerdos de recortes en la producción.

publicidad

Luego tenemos a EE.UU., el país de mayor producción petrolera en el mundo, pero su influencia en los precios había estado restringida ya que todo lo que producía lo consumía, inclusive tenía que importar para poder satisfacer su demanda. Esto cambió desde que apareció la fracturación hidráulica -o “fracking”, en inglés-, una forma de extraer petróleo de piedras en capas muy profundas del subsuelo.

Esta forma no tradicional de extracción ha cambiado las reglas del mercado. La OPEP ha tratado de mantenerla fuera del mercado, aumentando la producción para reducir los precios y que el “fracking” no sea rentable. Pero los estadounidenses se las han ingeniado para abaratar los costos y la estrategia de la OPEP perdió resultados. Los países altamente dependientes de la exportación de petróleo han tratado de incrementar los precios a base de recortar la oferta, pero esta medida tiene un alto costo ya que entrega cuotas de mercado que otros países sí están dispuestos a cubrir.


Los países productores de petróleo tradicionales se están viendo en problemas ante las nuevas reglas, que apuntan a que EE.UU. tendrá cada vez más influencia en los precios y no la OPEP. Los inversionistas están poniendo sus ojos en el “fracking”. La sobreoferta de petróleo todavía existe y mientras se mantenga veremos incrementos momentáneos originados por coyunturas políticas o de demandas estacionales, pero en el largo plazo se mantendrán bajos.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.