Cerrar [X]

Buenos Días

Otra visión laboral para connacionales deportados

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 13, marzo 2017 - 12:00 am

Solo un porcentaje mínimo de las personas deportadas desde los Estados Unidos tienen antecedentes criminales, otro pequeño porcentaje cometió faltas menores como violaciones de leyes de tránsito que merecieron su expulsión de aquel país. La inmensa mayoría son gente que estaba en aquel país de manera irregular y que laboraba honestamente.

He conocido a algunos de ellos, sobre todo, los más jóvenes han terminado trabajando en call centers o trabajando en construcción, como hacían en Estados Unidos, aplicando técnicas que se usaban allá. Han luchado mucho por rehacer sus vidas en medio del drama que representó haberse ido del país con menos de diez años de edad y volver 20 años después a una patria que les resulta desconocida, ajena en todo sentido. Pero han hecho cosas buenas. Varios deportados de los que conozco han logrado tener trabajo, casa propia, carro propio y han empezado una familia después de años de su retorno obligado.

Tristemente, la presencia de ese mínimo grupo de deportados con antecedentes criminales ha provocado un prejuicio hacia estos salvadoreños retornados. Yo no sé si las autoridades les hacen algún tipo de entrevista sobre sus capacidades laborales cuando regresan, nunca he conocido informe alguno al respecto, pero si no existe deberían aplicarlo para aprovechar esta mano de obra calificada y además, darles una oportunidad en el país donde nacieron.

publicidad

El 90% de los deportados están en plena edad productiva -entre los 18 y 35 años-  y la inmensa mayoría estaban trabajando en Estados Unidos al momento de su deportación. Lejos de verlos como un problema, el país debería tener una visión positiva de aprovechar sus calificaciones laborales, quizás el rubro de la construcción, la electricidad, la informática o la mecánica. Hay que ver este tema como una oportunidad no solo como un problema.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.